Tras regresar a Univision como  jurado del reality Despierta América… Todo es posible (Univision), la cubana, ¿analiza dejar su carrera como empresaria?
Anuncio
Rashel Diaz

Si algo ha caracterizado a Rashel Díaz es su trabajo no solo como conductora de televisión, también como empresaria y ahora también como conferencista para apoyar a las mujeres. Hoy, la cubana que volvió a la pantalla chica como juez del concurso Despierta América… Todo es posible en Univision, -que ayudará a uno de diez jóvenes empresarios a concretar su proyecto-  ¿valoraría dejar sus negocios para estar de lleno en la televisión?

¿Cómo te sientes de regresar a Despierta...?

Imagínate regresar y de esa forma, estoy encantada, feliz con el proyecto. Está muy alineado con el trabajo que he estado haciendo ahora en los últimos dos años y medio, que tiene que ver con empresarios y emprendedores que creen en su negocio que confían en sus habilidades. Es una vez a la semana puedo seguir con mis negocios y mis conferencias, así que estoy contenta y agradecida. 

¿Cuál es la sazón del concurso?

Va a tener mucha sazón, la energía en diez concursantes que están queriendo llevar sus negocios al próximo nivel, todos latinos, con ganas de salir adelante, con un por qué muy poderoso, de la mano de Emilio Estefan, quien será el jefe de los mentores. Fue  superlindo ver cómo van a recibir las herramientas necesarias. Aunque uno sea ganador, todos recibirán consejos y preparación de personas grandes. Sé que esto será muy exitoso y no solo van a aprender los concursantes sino todo los que vean el reality.

Yo voy a ser parte del jurado, voy a ser como soy yo, y estoy disfrutando mucho eso.  Nosotros vamos a clasificarlos y cada semana van a haber eliminaciones. 

¿Cuál es tu mayor reto?

El mayor reto serán las eliminaciones, eso para mí será un reto porque me duele, yo sé lo que es estar haciendo un negocio hacia adelante. El 26 de agosto se empezaron con los retos.

¿Qué ha sido lo más difícil que has enfrentado en tu carrera?

Uno, el poder tener la oportunidad y la bendición de aprender algo que no sabía y el poder decir:  'Vamos a decirle no al temor, vamos a tener un plan de acción y vamos hacia adelante', el disponer de mi tiempo, cuando estoy con mis hijos, cuando me voy de vacaciones con mi esposo. Nunca imaginé que experiencias mías pudieran ayudar a otras persianas, y demostrar que si yo pude cualquiera puede. Y ser la  dueña de mi tiempo es lo que le agradezco a Dios.

¿Regresarías de lleno a la televisión? 

Yo no estoy negada a regresar a la televisión, estoy muy agradecida con lo que la televisión me dio a mí. Univision fue mi universidad y Telemundo fue donde realicé mi carrera. Para hacer un proyecto en televisión, tiene que [ir] alineado con este nuevo rol, que es mi propósito de vida, no es una profesión, es lo que Dios me ha mostrado que es mi propósito de vida. Jamás me cierro a una oportunidad. 

Ahora tengo mi escuela en línea en donde hay cursos. Cualquier persona de cualquier parte del mundo puede [escuchar y aprender] las herramientas que me han ayudado a tener la vida que siempre soñé, y que muchas ocasiones dudé que podía alcanzarla. Mi propósito es ayudar a todo el mundo, pero principalmente a las mujeres que si crecen por dentro, crecen por fuera.