Desde la manera en la que le comunicaron su despido, hasta la reacción que tuvo su familia al enterarse. La presentadora cubana compartió todos los detalles de su sorpresiva salida de Un nuevo día y de Telemundo a través de un 'en vivo' en Instagram.

Por Moisés González
Agosto 07, 2020
Anuncio

El pasado miércoles 5 de agosto Rashel Díaz se presentó a trabajar en el programa Un nuevo día (Telemundo) como cualquier otro día sin sospechar que esa sería su última vez en el show. "Yo fui a trabajar como un día normal. Cuando termino el programa recibo un mensaje que tenía una reunión [online debido a la pandemia del coronavirus]. Entonces me conecté. Precisamente estaban las personas que debían estar, mi exjefa y alguien de recursos humanos, y me dieron la noticia. Me dijeron ‘mira por recortes esto es lo que sucede y tu plaza quedó liberada’", explicó la presentadora cubana en una transmisión en vivo que llevó a cabo la tarde del jueves en sus redes sociales.

"A mí Cristo me mostró este final hace algunos meses y me preparó emocionalmente y espiritualmente para que yo pudiera estar en paz".

"Así de simple. No hay nada malo, no hay ninguna cuarta pata del gato que hay que buscarle, como dicen popularmente. Todo lo contrario y eso quiero dejarlo claro".

Rashel Día
Instagram Rashel

Si bien ni se le pasaba por la cabeza que ese miércoles iba a ser su último día en el programa, Rashel de una u otra forma ya presentía que su final en el show estaba cerca.

"Yo he tenido empresas y te toca a veces con dolor, con lágrimas en los ojos sacar gente y me tocó a mí".

"Yo sabía que se estaba terminando. Dentro de mí yo lo sabía”, reconoció con total honestidad. “A mí Cristo me mostró este final hace algunos meses y yo lo sabía y me preparó emocionalmente y espiritualmente para que yo pudiera estar en paz", aseveró.

Aunque a nadie le gusta ser despedido de su trabajo, la también empresaria entiende perfectamente que la televisión es un negocio y como tal a veces toca tomar decisiones de ese tipo. "Yo entiendo lo que pasó. Yo he tenido empresas y te toca a veces con dolor, con lágrimas en los ojos sacar gente y me tocó a mí. Yo no puedo decir nada que no sea gracias, gracias y gracias porque cada persona con la que yo me topaba en Telemundo a mí me trataba bien, me trataba con una sonrisa, me escuchaba, me decía ‘qué tú quieres hacer’ y en lo que podían me complacieron. Ahora no había nada más que hacer", señaló la reconocida periodista, quien dejó claro que jamás hablará mal de la empresa que le dio de comer durante tantos años, entre otras razones porque no tendría nada malo para decir. "No tengo por qué hablar mal de nadie. Eso no significa ni que yo haya hecho algo mal, ni que la compañía esté actuando mal. Hay una realidad. La economía está muy mal en este instante y los recortes son cosa necesaria y me tocó a mí".

"Mis hijos saben que jamás me voy a rendir. Ellos lo saben".

Tras enterarse de su despido, lo primero que hizo Rashel fue comunicarle la noticia a su familia. "Ustedes no saben el apoyo que ha sido mi esposo para mí. La razón por la que me pongo así [emocionada] es porque él ha sido para mí mi apoyo", dijo con lágrimas en los ojos. "El ver a mis hijos cuando me dijeron ‘mom al fin vamos a poder desayunar juntos’. Y me abrazaron. Ayer nos acostamos a ver una película y me decían ‘ahora no tienes que levantarte temprano’ porque claro yo nada de eso lo vivía con mis hijos. Yo siempre a las 9 ‘hijos tengo que irme, ya me tengo que acostar porque tengo que descansar’. Y ayer sentados todos hablando decíamos ‘bueno esta es otra etapa’. Y ellos saben que jamás yo me voy a rendir. Ellos lo saben".

Lejos de estar triste o enojada por lo sucedido, la periodista reconoció sentirse en paz y lista para la nueva etapa que está por iniciar en su vida a nivel profesional.

"Me siento satisfecha, relajada, en paz. Me siento que estoy lista. A lo mejor en otro momento de mi vida esto hubiese pasado y estuviera llorando en una cama. Gracias a Dios yo hace seis años conocí a Cristo y desde que yo lo conocí él fue transformando mi vida, mi forma de pensar, de reaccionar, de ver mi trabajo como eso, un trabajo".