En medio de su exitosa gira teatral con su comedia musical unipersonal Desnudo con sombrero, el primer actor venezolano aterriza en Televisa de la mano de Juan Osorio con un papel de lo más apetecible.

By Teresa Aranguez
September 14, 2019 03:33 PM

¿Qué tienen en común España, Italia, México, Chile, Argentina y Estados Unidos? Eso, por tan sólo citar algunos países. Todos ellos cayeron rendidos al talante, al talento y, por supuesto, al encanto del primer actor Carlos Mata. Un amor que nació allá por los 80 y cuya llama se ha mantenido viva todos estos años. Aquel muchachito enamorado del rock y los musicales con los que arrancó su carrera artística en su país natal, Venezuela, se metió en millones de hogares gracias a telenovelas como Cristal, La Dama de Rosa o Señora, convirtiéndose en el mayor embajador de unas historias que marcaron un antes y un después en la televisión.

Su éxito y su fama alcanzaron tal nivel que solamente en España fue el personaje más popular de los 90, después del Papa Juan Pablo II. No, no es una broma. Con él quedó comprobado que la realidad supera fácilmente la ficción. Y si no, fíjense. Durante la emisión de Cristal no se celebraban juicios, las calles de ciudades como Madrid y las consultas de los médicos se quedaban vacías, y en Nueva York los turistas se bajaban de los autobuses para pedirle autógrafos. Pero él jamás se creyó el cuento. “Nunca me propuse tener éxito, no busqué la locura del aplauso, ni hacerme millonario, ni ser reconocido, no sabía lo que era un disco de platino. Lo hacía porque me fascinaba hacer eso”, explica en exclusiva para People en Español.

Carlos Mata

Su voz emana pasión por lo que hace y agradecimiento por todo lo vivido. Experiencias inolvidables, y en algunos casos surrealistas, que ha decidido contar desde el amor y el humor en una comedia musical unipersonal llamada Desnudo con sombrero. “Ahora que pasé de los 60 años es que me desnudo porque no hay narcisismo alguno. Es una necesidad de mostrarse tal cual como uno es”, explica de esta obra que presentó a finales de mayo en la ciudad de Miami donde colgó el cartel de ‘vendido’. En ella pone a disposición del público su corazón, su alma y sus vivencias, buenas y menos bonitas, como artista y como ser humano.

“Sin ser dramático ni trágico, cuento cosas que son muy personales, no soy ningún gurú del amor pero sí les puedo compartir lo que yo he vivido y, sobre todo, lo que he aprendido”, añade el actor de este jugoso proyecto que ha escrito, producido, animado y cantado. Porque no olvidemos que en su amplio currículum también hay un apartado que dice ‘cantante’ y que le ha reportado un buen puñado de discos de oro y platino en varios rincones del globo terráqueo, (además de algún que otro dedo fracturado en sus multitudinarios conciertos).

Pero volvamos a su `desnudo’. La primera página en blanco del guión la escribió hace casi quince años. Le costó arrancar. Lo que un día le parecía gracioso e ideal, al día siguiente lo detestaba. Las ganas de hacerlo bien y no fallar fueron las culpables de que muchos de esos folios acabaran en la basura. Hasta que se plantó. “Me dije: ‘Demasiado tiempo esperando, voy a estrenar y si fracaso, aleluya. Más nada’”.

¿Nervios? Pues claro, si no nada de esto tendría sentido. Al mencionar esa palabra Carlos no puede evitar recordar una hermosa conversación con el teatrista cubano Miguel Ponce, con quien trabajó en Caracas cuando apenas tenía 20 añitos. “Me dijo, ‘te voy a decir una cosa Carlitos, y espero que la recuerdes toda tu vida, el día que dejes de sentir eso, deja el teatro porque ya no tiene sentido hacerlo, ese es el motor que hace que el espectáculo siga adelante. Ese es el motor que te hace brillar’”.

Desnudo con sombrero

Y así ha sido desde entonces. Eso sí, una vez se abre el telón “a los 15 segundos ya estoy como en mi casa”. Lo ha vuelto a demostrar con Desnudo con sombrero, la acogida ha sido tal en sus primeras presentaciones que ya tiene firmada una gira que le llevará por los teatros de Estados Unidos, Latinoamérica e incluso Europa. Quienes ya la han visto aseguran que las carcajadas y las visitas al baño de tanta risa están incluidas en el precio del ticket. El humor es el timón de esta obra y su fiel compañero en su día a día.

“He hecho mucha comedia porque me encantaba producir risa en la gente, son de los sentimientos más agradecidos que tiene la vida y de la mejor manera en que lo puedo hacer es riéndome de mí mismo. Se trata de no tomarse tan en serio, eso es Desnudo con sombrero. Si a alguien le sirvió para sacarle una sonrisa, valió la pena esa función”, dice sobre este show donde hasta canta y baila a ritmo de rap.

Carlos Mata
Cortesía de Carlos Mata

Su idilio con el teatro es un amor para toda la vida, pero su corazón es grande y en él también hay un espacio privilegiado para la televisión, el medio que tantas satisfacciones le ha dado. En breve volveremos a disfrutarle en la pantalla chica gracias a Juan Osorio y su nueva serie de Televisa, Soltero con hijas. El prestigioso productor mexicano le quería en su equipo y Carlos no se lo ha pensado dos veces. “Tenía mucho tiempo que quería trabajar con él”, expresó Osorio frente a los medios donde anunció la incorporación del venezolano a la serie. “Qué orgullo que hoy esté aquí una persona con una gran trayectoria profesional. Qué honor tenerte en Televisa”, añadió emocionado.

Soltero con hijas

Una bienvenida que Carlos ha recibido con la humildad y la encantadora timidez que le caracterizan. “Me han hecho sentir como en mi casa. Esto es lo que uno sueña desde que empieza, tener un equipo de esta calidad humana”, dijo Carlos con un nudo en la garganta durante dicha presentación. Soltero con hijas, protagonizada por Gabriel Soto, Vanessa Guzmán e Irina Baeva, tiene previsto su estreno el 28 de octubre en México. En ella el intérprete de temas como “Déjame intentar” y “Siento” se meterá en la piel del capitán Robles, un militar con mucha disciplina pero con gran sentido del humor que promete regalarnos grandes momentos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El resto habrá que esperar unas semanitas más para verlo desde el sofá de casa. Mientras tanto, Carlos se prepara para todo lo bello que está por llegar. Teatro, cine, televisión, nada se le resiste porque todo lo que hace lo hace con amor. Ese es el ingrediente con el que adereza su vida y que le ha valido el respeto y el cariño de su público, al que considera el mayor premio de todos. “Los otros premios están guardados en cajas y no los exhibo porque no siento que deba sentirme orgulloso, de lo que me siento orgulloso es del amor de mis seguidores, del abrazo y del beso que me dio esa viejita. Con eso me quedo”. Nosotros nos quedamos con tu calidad humana.

Para más información sobre las fechas de su gira con ‘Desnudo con sombrero’, se pueden consultar sus perfiles de Twitter, Instagram y Facebook, @carlosmatareal.

 

 

Advertisement