La carismática presentadora mexicana reflexiona además sobre lo mucho que ha cambiado su forma de ver la vida a 14 años de haberse alzado con la corona del exitoso concurso.

Anuncio

Nuestra Belleza Latina (Univision) coronará este domingo a una nueva reina durante la gran final de la duodécima temporada del programa de telerrealidad que conduce Alejandra Espinoza.

Una de las cuatro finalistas, Fabien de la Concepción, Sirey Morán, Génesis Suero y Lupita Valero, se alzará con el anhelado triunfo en una emocionante gala llena de sorpresas.

Quien entiende a la perfección lo que están viviendo las participantes en estos momentos es su conductora, quien hace 14 años se convirtió en la ganadora de la primera edición de NBL.

En entrevista con People en Español, Espinoza reconoce que le cuesta creer que hayan pasado ya casi 3 lustros desde que Giselle Blondet pronunciara su nombre en aquella histórica gala final.

"Para mí se pasó como en un abrir y cerrar de ojos y te digo que se pasó en un abrir y cerrar de ojos porque hasta hace un par de años yo no era muy consciente de lo que hacía", se sincera la carismática conductora mexicana, quien cuenta con más de 3 millones de seguidores solo en Instagram. "Yo realmente vivía y me iba muy bien y todo lo hacía porque quería y lo hacía porque me salía del corazón tomar ciertos trabajos o tomar ciertas decisiones, [pero] no era muy consciente de mis acciones, no era muy consciente de mis actos", admite.

Alejandra Espinoza
Alejandra Espinoza en NBL 2021
| Credit: UNIVISION

Alejandra asegura que no fue hasta el año pasado cuando comenzó a ser verdaderamente consciente de todo lo que había hecho en su vida y los logros que había conseguido.

"Me senté y me puse a ver todas las cosas que había hecho en mi vida, o sea todo lo que había logrado y en ese momento, y lo he platicado muchas veces con mi esposo, cuando vi todo lo que hice me quedé muy satisfecha, me quedé muy contenta conmigo misma y le dije [a mi esposo] 'lo que venga de aquí en adelante en mi vida es como una extrabendición de Dios'".

Alejandra Espinoza
Alejandra Espinoza en NBL 2021
| Credit: UNIVISION

"Ahorita mismo estoy en otro momento, estoy en otro sitio, estoy contemplando mi vida desde una forma distinta", reflexiona la también actriz de 34 años. "Estoy muy agradecida con Dios por las cosas que he hecho, estoy disfrutándome cada momento como, por ejemplo, ahora en Nuestra Belleza Latina me lo estoy de verdad disfrutando. Estoy siendo mucho más consciente con lo que estoy haciendo, estoy siendo mucho más, no sé, en mi corazón de verdad siento que las cosas son distintas y eso es a raíz de que un día me senté y me di cuenta de todo lo que he logrado y que si de aquí en adelante no logro nada más está ok he hecho mucho".

¿La maldición de la reina?

Durante mucho tiempo se ha comentado que sobre las ganadoras de Nuestra Belleza Latina pesa una 'maldición' ya que chica que se alza con la victoria chica que termina con su pareja, como le sucedió a la propia Alejandra, a Francisca, a Ana Patricia y a muchas otras participantes.

Alejandra Espinoza
Ana Patricia; Alejandra Espinoza; Francisca
| Credit: Mezcalent; UNIVISION (x2)

¿Pero será que existe tal 'maldición'?

"Fíjate que la maldición de la reina se rompió en el segundo año, o sea que yo no sé de qué maldición hablan (ríe) porque Melissa Marty, que fue la ganadora de NBL 2008, está casada con su pareja de ese momento", responde Espinoza. "¿Sabes qué pasa? La mentalidad de uno cambia, las cosas que uno quiere cambian, incluso los objetivos cambian"", asegura.

Sobre su caso, la conductora comenta que estaba "muy chiquita" cuando ganó el concurso. "Yo tenía sí una relación de casi 2 años, [pero] tenía 19 años, obviamente las cosas que yo quería de ese punto en adelante en mi vida eran muy diferentes a las que mi pareja en ese momento quería. Yo pienso que es parte de la vida, con o sin NBL, lo que está para ser es y si no pues bueno".