LIVE

La sorpresiva salida de Rashel Díaz y su ausencia desde el viernes en el show habían hecho saltar todas las alarmas sobre su continuidad en el programa.

Por Moisés González
Agosto 11, 2020
Anuncio

Los recientes despidos de María Celeste Arrarás y Rashel Díaz, dos de los rostros más veteranos de la cadena, han llevado a muchos a temer por el futuro de Adamari López en Telemundo.

Las alarmas saltaron el pasado viernes, justo un día después de confirmarse la salida de su compañera y amiga, al ver que la presentadora puertorriqueña no acudió al show.

Su ausencia hizo sospechar lo peor a los seguidores del programa, quienes comenzaron a preguntar de inmediato a través de las redes sociales dónde estaba la conductora.

Adamari López
Adamari López
| Credit: Mezcalent

"¿Ya sacaron a Adamari también?", "¿En dónde está Ada?", se puede leer entre los incontables mensajes que invadieron el ciberespacio.

La incertidumbre acerca del futuro profesional de Adamari en Un nuevo día volvió a cobrar fuerza este lunes ya que la conductora tampoco apareció en el programa.

Mientras Stephanie Himonidis y sus otros compañeros presentaban el show, la también actriz se dejaba ver en sus redes sociales acompañando a su hija Alaïa en su vuelta al cole.

“Hoy inicia el nuevo año escolar para Alaïa, lleno de emociones, ilusión y esperanza de que será uno maravilloso. Dentro de lo que estamos viviendo y tomando las medidas de precaución esperamos lo mejor. Bendiciones mi niña, te amamos con locura”, escribió la orgullosa mamá.

Tras días de incertidumbre, este martes se acabaron de golpe las especulaciones sobre el futuro de la conductora en la cadena con una sola imagen: la de su vuelta al estudio.

Adamari volvía a dejarse ver esta mañana en el matutino derrochando como siempre carisma y profesionalidad, dos características que la definen a la perfección.

Aunque nadie tiene su puesto de trabajo asegurado, su vuelta al programa confirma que por el momento la presentadora no forma parte de la lista de despidos que está llevando a cabo la cadena.

Sus fans, ahora sí, pueden respirar tranquilos.