Su relación con Juan David, la misteriosa desaparición de Franco, su vínculo con el hijo de Sarita y Franco... La actriz colombiana se confiesa sobre su participación en la telenovela de Telemundo y recuerda lo mucho que sufría cuando le tocaba ir a grabar en la primera temporada al bar Alcalá.
Anuncio

A casi dos décadas de la emisión de su último capítulo, lo menos que podía sospechar Zharick León es que la exitosa telenovela que en su día la catapultó a la fama a nivel internacional iba a tener una segunda temporada. "Todo esto ocurrió muy rápido. Para mí fue una gran sorpresa este proyecto y que me dijeran que si quería volver a participar", reconoce la actriz colombiana en conversación vía Zoom con People en Español.

No menos sorprendente para ella fue percatarse del protagonismo que iba a adquirir su personaje, Rosario Montes, en los nuevos capítulos. "Recuerdo que los libretos creo que me llegaron una semana antes de empezar y yo veía en los planes de grabación Rosario, Rosario, Rosario, Rosario… Yo decía: 'Dios mío, yo aquí no voy a parar'. Y empecé a leer y a leer y yo decía: '¿Qué es esta locura?'. Sí me di cuenta que mi personaje adquiría un protagonismo que no tenía en la primera y me di cuenta que iba a trabajar mucho, tanto en cantidad como a nivel dramático porque el personaje en esta nueva temporada cambió muchísimo", admite. "Sí Rosario era una mujer temperamental y una mujer altiva, pero todos esos rasgos que aparecían en la primera no eran tan marcados como ahora, lo que nos da a entender que en todo este tiempo ella tuvo una cantidad de experiencias y de vivencias que la volvieron una experta en usar las máscaras".

La actriz reconoce que le impresionó en su momento al leer los libretos enterarse de que Rosario tendría una aventura amorosa dentro de la historia con Juan David, el hijo de Norma y Juan Reyes, personaje que en la primera temporada ya aparecía como bebé. "Sí me impresionó que fuera el hijo mayor de Norma y Juan, que todos lo conocimos y que salió en la primera como bebé, sí me impresionó, yo digo: 'Esos son muchos años de diferencia'. Y que fuera además con él, pero no, me pareció que hace parte de ese estilo de Julio Jiménez [el escritor]", comenta. "En la primera temporada Rosario Montes era mucho mayor que Franco, lo que pasa es que los actores éramos como medio contemporáneos y esa diferencia no se notaba mucho. Pero inicialmente esa era la historia, ella se enamora de un muchacho y por eso de ahí que en el lenguaje de la novela ella todo el tiempo 'hola muchacho' porque es un muchacho, es mucho más joven que ella".

Bernardo Flores
Bernardo Flores es Juan David en Pasión de gavilanes 2
| Credit: TELEMUNDO

Lo que probablemente tampoco le sorprendió fue la relación tan cercana que tendría su personaje con Andrés, el hijo de Sarita y Franco, quien fue su gran amor en la primera temporada. "Ese vínculo que yo empiezo a crear con el hijo de Sara y Franco para ella significa mucho. A ella le alcanza a tocar las fibras. De hecho, ella lo dice que ese hubiera sido su hijo, si esa relación con Franco hubiera prosperado Andrés hubiera sido su hijo. Y claro a Sarita no le gusta ni poquito que Andrés vaya a crear un vínculo conmigo. Pero también las cosas que van a pasar ahí también son inesperadas y lo único que te puedo adelantar es que se crea un vínculo bien especial con Andrés".

¿Pero será que Rosario Montes tiene algo que ver con la desaparición de Franco? "No les puedo contar mucho hasta que el personaje no aparezca, pero ese es un gran misterio que espero que se lo disfruten", responde. "No puedo contar mucho porque si te cuento entonces ahí tiene que ver como con todo el desenlace de la historia y pues no (ríe), toca que lo vean".

Michel Brown
Michel Brown es Franco en Pasión de gavilanes 2
| Credit: TELEMUNDO

Aunque admite que tiene un sentimiento muy especial por las canciones de la primera temporada –"todavía me mueven las fibras", asevera–, Zharick está muy contenta con el nuevo repertorio musical. "Todo el repertorio es completamente nuevo, la única canción que prevalece es Fiera inquieta por supuesto, que es la canción icónica de toda la serie, en nueva versión", señala. "Y las otras canciones son canciones divertidas, son canciones con ritmos urbanos de lo que está ahora de moda, estos ritmos de reguetón, de rap, tienen como fusiones. Pero la música está muy bella. Cada letra tiene que ver con lo que se va desarrollando en ese momento de la historia, lo que está pasando con los personajes. Está bien linda la música. Está pero de locura".

A diferencia de su personaje, la actriz reconoce que es una persona "muy tímida" –"de pronto mis apariencias no dicen eso"–, por lo que para ella hace 18 años grabar las escenas de Rosario cantando y bailando en el bar Alcalá "era una tortura". "A mí cuando me decían toda esta semana vamos a grabar bar yo sufría como tú no tienes idea. Sufría porque la ropa era cortica, sufría porque eran unos tacones así, sufría porque tenía que bailar encima de la barra que eran 60 centímetros de ancho o quizás menos, sufría porque iba a ser con público, sufría porque el 80% iban a ser hombres y ellos abajo y yo arriba en minifalda, sufría cuando iban todos los actores…", rememora. "Pero eso era como esas viejas costumbres que uno tiene de estar sufriendo por algo que todavía no ha pasado y uno piensa negativamente, pero como yo era tan chiquita…".

Zharick León
Zharick León en 2003 en la primera temporada de Pasión de gavilanes
| Credit: TELEMUNDO

Zharick, sin embargo, admite que una vez que entraba en personaje y pisaba el set de grabación ese miedo desaparecía y ocurría la magia. "Pasaba una cosa mágica y es lo que nos sucede a nosotros los actores, que cuando tú te pones el atuendo del personaje, te vistes, te maquillas, ya uno entra como en otro mood mágicamente, entonces ya yo me montaba ahí y a mí ya se me olvidaba todo lo demás. Pero seguía ese pudor, seguía esa pequeña timidez".

La actriz recuerda que hace dos años, cuando se volvió a transmitir la primera temporada de Pasión de gavilanes en Colombia, en una de las entrevistas que concedió de promoción le hicieron una pregunta que la dejó pensando. "Me dijeron: 'Sí tú tuvieras la oportunidad –yo todavía no tenía ni idea, es más a mí nunca se me pasó por la cabeza que fueran a hacer una segunda parte de Pasión de gavilanes–, qué le cambiarías a tu personaje o qué harías si tuvieras la oportunidad de darle vida nuevamente a Rosario Montes'. Y yo me quedé pensando y respondí: 'Definitivamente no tendría miedo de expresar toda mi sensualidad, no tendría miedo de expresarla'. Porque yo siempre tuve ese temor ahí latente como que si de pronto abría las piernas se iba a ver vulgar o si ponía una cara así la gente se iba a imaginar que de pronto eran mis momentos íntimos, que si ponía la boca así iban a decir que yo soy… No sé, como que tenía siempre el miedo de ser señalada por mis gestos, por mis movimientos sensuales, entonces yo les dije que si yo volviera a tener la oportunidad le daría rienda suelta a toda la sensualidad. ¿Y qué crees? Cuando me cuentan esto [de la segunda temporada] yo decía: 'No puede ser, el pez muere por su boca'".

Zharick León
Zharick León es Rosario Montes en Pasión de gavilanes 2
| Credit: TELEMUNDO

Zharick señala que volver a exponerse a un público cantando y bailando de manera sensual después de tantos años de no hacerlo fue "superdifícil" al principio para ella, especialmente su primer show. "Cuando estuve ahí y vi las luces y vi todo montado dije: 'Ay Dios mío'. Al director, que en esta ocasión me dirigió casi toda mi parte Sergio Osorio, a quien admiro y respeto mucho y que ya habíamos trabajado anteriormente, yo lo abrazo así que casi que lo tapo todo (ríe) y le dije: 'Sácame de aquí por favor, sácame de aquí'. Y él: "Mi amor lo vas a hacer divino, no te preocupes, yo te voy a apoyar, yo te voy a cuidar'", rememora. "Pero cuando ya escuché la música y las luces, ya en el escenario y saber que había existido una preparación todo eso genera seguridad. Pero sí fue un poco nuevo para mí porque yo tenía muchos años de no representar ese papel de artista en un escenario frente a un público y cantar y bailar sensualmente, entonces sí fue incómodo, pero tuve un maestro maravilloso y mis bailarinas también generosas me apoyaron".

Pasión de gavilanes se transmite a las 10 p. m., hora del Este, por Telemundo.