La actriz mexicana rememoró su participación en esta exitosa telenovela de Televisa y habló de cómo era la relación entre sus protagonistas: Danna Paola y Eleazar Gómez.

Por Moisés González
Enero 16, 2020
Anuncio

A diferencia de la mayoría de sus compañeros, que eran apenas unos adolescentes, Violeta Isfel tenía 23 años y ya era mamá de un niño cuando encabezó junto a Danna Paola y Eleazar Gómez el elenco de la exitosa telenovela de Televisa Atrévete a soñar (2009). A diez años de su final, la actriz mexicana se sinceró en una reciente entrevista para el canal Tlnovelas sobre su participación en esta historia y contó lo complejo que resultaban a veces las grabaciones habiendo tanta hormona revoloteando en el ambiente.

“A veces había altos en donde todo estaba hecho de cabeza y las niñas lloraban y luego los chavos estaban muy de malas o luego estaban demasiado dispersos o no pelaban”, confesó la intérprete de 34 años.

Danna Paola, Eleazar Gómez y Violeta Isfel en Atrévete a soñar.

Aunque no le consta que hubiera romance entre Danna y Eleazar durante el rodaje, como se llegó a rumorar fuertemente durante esa época en varios medios de comunicación, Isfel sí reconoció que veía comportamientos sospechosos entre ambos mientras grababan la telenovela.

“Lo siento Danna lo voy a decir”, dijo la actriz justo antes de confesar que los dos “se nos escapaban y de pronto no los encontrábamos”.

“Era una cosa de así ya habíamos ensayado la escena y esperando en la locación así ‘¿y Danna?’ ‘No sé’. ‘¿Y Eleazar?’ ‘¿Quién sabe?’ Aparte eran muy chistosos porque uno llegaba del otro lado y el otro llegaba del otro extremo”, reveló la inolvidable Antonella.

Violeta Isfel en Atrévete a soñar.

“Digo a mí no me consta porque nunca los vi besarse, nunca los vi… nunca, pero siempre si percibes la tensión que puede existir y que se adoraban y que se querían mucho”, agregó.

La actriz, no obstante, dejó claro que no era de meterse tanto en esas cosas ya que ‘tenía demasiado en qué concentrarme como aprenderme las coreografías, bailar bien […]”.