La actriz colombiana regresa este martes a las pantallas de Telemundo como uno de los rostros principales de El final del paraíso, la nueva era de Sin senos sí hay paraíso.

By Moisés González
August 12, 2019 08:25 AM

Con apenas 25 años Stephania Duque ha logrado lo que muy pocas actrices consiguen a su edad: formar parte de una de las series de habla hispana más exitosas de la historia reciente. La joven intérprete colombiana se integró al elenco de esta ficción de Telemundo en 2017 como la hija rebelde de Catalina Santana (Carmen Villalobos), Mariana, y desde entonces, gracias a su talento y dedicación, no ha dejado de ganar protagonismo dentro de la telenovela, hasta el punto de convertirse hoy en día en uno de los rostros principales de El final del paraíso, la nueva era de Sin senos sí hay paraíso que Telemundo estrenará el martes 13 de agosto en horario estelar.

La anterior temporada terminó con el recién inaugurado cartel de las babys, ¿qué puede esperar el público de esta alianza?
Pueden esperar de todo menos cosas buenas (ríe). Este es un cartel de narcotráfico, además es un cartel que viene mucho más poderoso y estas mujeres utilizan nuevamente su belleza para hacer todos los negocios. Digamos que hacen parte de una organización que está muy bien armada y que ya no solamente está pensando en distribuir cocaína sino en distribuir otro tipo de drogas que son las sintéticas. O sea ya están un poco más evolucionadas, ya crecieron y están mirando a ver de qué manera inundan el mundo de esta nueva droga.

Cortesía TELEMUNDO

Mariana ha sido un personaje que ha ido evolucionando en cada temporada, ¿qué veremos de Mariana en El final del paraíso que no hayamos visto antes?
Yo creo que a Mariana le da un brillo muy interesante el pertenecer ya a un cartel. Ya es una mujer hecha y derecha, a pesar de tener una edad mucho menor a las demás integrantes del cartel. El haber estado en este medio del narcotráfico hace que ella se sienta un poco más poderosa y se sienta como con más poder de hacer maldad. Yo siento que antes Mariana más que mala era como rebelde, si bien claro en algún momento Titi la ayudó a poner una bomba y todo en la temporada pasada, pero en esta de verdad es una persona mala. Digamos que no mide sus acciones y que no le importa hacer el mal con tal de tener lo que ella quiere. Entonces la vamos a ver armada, enfrentándose como a otro tipo de situaciones y también la veremos muy enfrentada con su mamá. Es como ya la guerra declarada. Antes era como le contestaba, claro hacía sus cosas que no estaban bien hechas, pero aquí ya es como un enfrentamiento de madre a hija.

¿Cómo te has preparado para manejar armas?
Cuando se arma el cartel de las baby yo dije ahora sí me toca empezar a prepararme con armamento y todo porque yo no tenía mucha noción sobre eso. Y busqué a los chicos que son los figurantes en el set para que me ayudaran a entrenar un poco y que me enseñaran a coger el arma porque obviamente hay una técnica especial para hacerlo. Ya una vez que empezamos con las grabaciones retomamos y fuimos a polígonos y disparamos con armas de verdad. Qué horrible sensación. No sabes los nervios que sentía de saber que tenía un arma de verdad.

En cuanto a la parte amorosa hacia donde se moverá el personaje en esta temporada porque ya Hernán Darío no parece estar entre sus objetivos, ¿no?
Digamos que ella ya venció un poco su obsesión por Hernán Darío al ver que hizo tanto por ganarse su amor y no lo obtuvo. Entonces ahora que tiene una hija con El Titi es más o menos como tratar de mantener ese hogar disfuncional porque finalmente es disfuncional. El Titi siempre ha estado enamorado de su mamá y es algo que no va a cambiar, entonces a Mariana también eso le genera como mucha rabia y yo creo que esa es una de las principales cosas por las cuales Mariana tiene a su mamá como objetivo y como enemiga, que realmente nunca le ha dejado seguir su espacio. Ella siente que de cierta manera su mamá nunca la ha apoyado, digamos que con Hernán Darío siempre la sintió como en contra y ahora con El Titi, este siempre ha dejado dicho que el amor de su vida fue Catalina. Para Mariana es superduro ver que le dio una hija y no pasó nada, como que no la trata como su mujer y como que no valora a su familia sino que solamente piensa en el amor de Catalina.

Cortesía TELEMUNDO

¿Cómo has llevado ser mamá en la ficción siendo tan joven?
Yo soy la hermana mayor y siempre he tenido como la noción de ser la protectora, la que los cuida. Es más no soy protectora soy superprotectora. Entonces a mí el ser mamá en la ficción, a pesar de que no lo soy en la vida real, no se me dificulta. Lo que sí se me dificultó un montón es que Mariana no es una buena mamá. Mariana está pensando siempre en hacer el mal y eso hace que se olvide de su hija. Por más que la ame, porque la ama, no se comporta con ella como debería. Si la niña llora, por ejemplo, para Mariana es un estrés, o sea como que no sabe cómo manejar la situación. Y retratar eso fue difícil para mí porque obviamente la niña no diferencia entre la realidad y la ficción y muchas veces llegaba a grabar predispuesta, como que se veía que no le gustaba. Para mí eso era tan horrible, o sea se siente uno como la peor persona aunque yo esté interpretando un personaje. Para mí era muy difícil tener que hacer de mala mamá, creo que hubiera sido más divertido si hiciera de buena mamá.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La serie ha tenido mucho éxito, ¿qué ha supuesto para ti a nivel profesional tu participación en esta historia?
Ha significado todo. Mi carrera es una antes y una después de Sin senos sí hay paraíso. Gracias a esta serie la gente ahora conoce mi trabajo, cosa que antes no sucedía. Ha sido maravilloso. Siento que de aquí para adelante todo es ganancia después de la oportunidad que me han dado.

¿Cómo has llevado la repentina popularidad que te ha dado la serie?
Yo siento que entre más tranquilo sea uno mejor. Yo digamos que he trabajado en medios de comunicación desde muy chiquita, siempre he tenido que ver con las cámaras. Antes de Sin senos sí hay paraíso venía haciendo personajes pequeños en diferentes series, entonces ya como que me venía acomodando a eso. Obviamente la popularidad que me dio esta serie sí fue mucho más grande. Pero realmente no ha sido tan difícil lidiar con eso. Yo sigo comportándome igual. La clave está en no creérselo. Cuando uno no se lo cree la gente te trata con más naturalidad y creo que eso es lo que me ha pasado a mí. Es muy bonito que la gente te reconozca tu trabajo.

Si la Stephania Duque que comenzaba a grabar esta historia allá por el 2017 se reencontrara con la Stephania Duque actual, ¿qué tan diferente se vería?
Ahorita me veo mucho más madura. Veo una noción de la vida distinta y veo que los sueños se pueden hacer realidad si los trabajas duro porque a veces de pronto al estar tan joven y tan chiquita uno como que no mide y entonces de pronto tiene mucho miedo. Creo que el miedo se ha ido un poco y ahora si tengo miedo lo hago con miedo. La verdad jamás me imaginé lograr lo que estoy logrando a mi edad. De pronto pensé que pudiera suceder más adelante, pero no lo pensé en el momento en que me está llegando, entonces creo que ahora soy mucho más ambiciosa con los sueños que tengo y con lo que quiero lograr. Sin senos… me ha dado una popularidad a nivel internacional y siento que lo que quiero hacer ahora es internacionalmente, hacer cosas de aquí para el mundo. Creo que esa es la diferencia con la Stephania de antes que de pronto solo veía las cosas que podía lograr cerquita en su país, con su gente. Ahora ya no.

Stephania Duque se confiesa…

Mezcalent

Lo primero que pensaste cuando te confirmaron que serías parte de la serie fue: ¿cómo lo voy a hacer?

El final perfecto para tu personaje sería: morir.

Mariana te ha enseñado que: la soberbia no te lleva a nada.

No puedes ir a grabar sin llevar contigo: el maquillaje.

El momento más surrealista o gracioso que has vivido en el set de grabación fue cuando: hice unas escenas de un avión.

Si visitáramos tu camerino encontraríamos: agua.

Dentro de unos años vas a recordar tu participación en la serie como: lo mejor que me ha pasado en la vida.

Nunca pensaste que tu personaje te llevara a ser: la actriz que soy hoy.

El actor de la serie que más te ha sorprendido para bien ha sido: yo creo que creería Roberto Manrique.

Advertisement