La actriz de Médicos, línea de vida heredó su pasión por el mundo de la interpretación de su progenitora.

Por Moisés González
Octubre 29, 2020
Anuncio

A sus 31 años, Scarlet Gruber ha logrado hacerse un nombre en el competitivo mundo de la interpretación con participaciones en exitosas telenovelas como Cosita linda (2014), Tierra de reyes (2014) y Sin tu mirada (2017). La actriz venezolana, que tiene más de 1 millón de seguidores en Instagram, interpreta a la médico residente Tania Olivares en la teleserie Médicos, línea de vida que Univision transmite actualmente a las 8 p.m., hora del Este.

Scarlet Gruber es Tania en Médicos, línea de vida
| Credit: Cortesía TELEVISA

Pocos saben, sin embargo, que la exbailarina heredó la pasión por el mundo de la interpretación de su madre, una retirada actriz venezolana que fue muy famosa en su época.

Se trata de Astrid Gruber, a quienes muchos recordarán por haber interpretado a Vilma Altamirano, una de las villanas principales del exitoso melodrama de Venevision International Secreto de amor que protagonizaron hace casi dos décadas Scarlet Ortiz y Jorge Aravena.

"Vilma fue un gran personaje. Es de mis favoritos", reconoció la actriz de Médicos recientemente en una entrevista con un medio de comunicación español.

"Es un personaje que fue villana, pero fue muy amada porque es de estas villanas que no les sale del todo bien y fue muy cómica. Estuvo increíble esa novela", agregó.

Aunque podía haberse aprovechado de la fama de su madre, Scarlet nunca quiso valerse de su apellido a la hora de comenzar a construir su carrera como actriz. Al contrario.

"Nunca fue algo que quise decir o que utilicé para forjar el camino de la actuación. Siempre quise hacer las cosas yo solita, ser muy independiente", admitió en la citada entrevista.

Astrid, quien protagonizó exitosas telenovelas en su Venezuela natal como Sirena (1993), se encuentra desde hace muchos años retirada del mundo de los melodramas.