Conoce la historia de la actriz Renata Flores: la inolvidable Leopoldina de Rosa salvaje.

Por Carolina Amézquita Pino
Diciembre 11, 2020
Anuncio

Hace unos días se dio a conocer que Renata Flores vivía en la calle y dormía en su auto, acompañada de sus dos perritos. La Asociación Nacional de Actores (ANDA) informó que buscó a la actriz y “le brinda ayuda para dejar la situación de calle”. En este gremio aseguran que solicitaron un lugar para que habite en La Casa del Actor, lugar de retiro de los actores mexicanos. En el comunicado, se incluyó un audio con la voz de la intérprete de Irena en la telenovela J.J. Juez.

Renata Flores
Credit: Agencia México

“Hola, qué tal... soy Renata Flores. Estoy bien y como en casa; protegida y rodeada de amigos”, mencionó Flores en dicho mensaje. “Mejor, imposible. Por favor, acallen la mala información que circula de mi persona. Besos y abrazos. ¡Los quiero!”.

Ante ello, Laura Zapata se comunicó vía telefónica con su colega y amiga para preguntarle sobre su condición actual. Asegura que su excompañera profesional “tiene casa y está en su casa”. 

“Ella y yo habíamos platicado hace tres años de un problema que tuvo, que obviamente no corresponde abrir públicamente”, explicó Zapata al programa de televisión mexicano De primera mano (Imagen TV). “Parece que esto que ha pasado últimamente es algo provocado por ella, en respuesta a este problema que hace tres años tuvo. Pero está muy bien”. 

Renata Flores
Credit: Mezcalent

Mientras se aclara la situación por la que atraviesa, descubramos cuál es su historia. Renata Flores nació en México el 28 de agosto de 1949. Inició en el mundo artístico en 1964, cuando debutó como cantante de rock and roll. Sin embargo, tres años después realizó su primera participación en televisión con el melodrama Gente sin historia, en el que interpretó el papel de Cristina. A partir de entonces dejaría la música y se dedicaría de lleno a la actuación.

Tras participar en telenovelas como Juventud divino tesoro, Barata de primavera, Marcha nupcial y Chispita, entre otras, se fue posicionando en el rol de mujer dura y malvada, que la llevó en 1987 a encarnar a la villana Leopoldina en la telenovela Rosa salvaje. Le siguieron otras producciones como Carrusel de las Américas, Mi querida Isabel, Los hijos de nadie, La usurpadora, por mencionar solo algunas. 

En 1970 realizó su única película titulada Confesiones de una adolescente y tuvo participaciones recurrentes en el programa Mujer, casos de la vida real.

Con su personaje de Segismunda Verruguita en ¡Vivan los niños! combinó sus maldades con una vis cómica que se convirtió en la delicia de los televidentes. Incluso, en el 2004, tuvo una importante participación en Rebelde interpretando a Artemisa. Su trabajo continuó hasta el 2013, cuando se puso en la piel de Imperia en Amores verdaderos. A partir de entonces desapareció del ojo público.

Habrá que esperar para saber lo que sucederá con Renata Flores.