Primer avance de la nueva versión de la exitosa telenovela colombiana Yo soy Betty la fea que protagonizan Elyfer Torres y Erick Elías y que Telemundo estrenará en 2019.

Anuncio

Telemundo se resiste aún a desvelar la imagen de Elyfer Torres como protagonista de Betty en NY, la nueva versión de la exitosa telenovela colombiana Yo soy Betty la fea. La cadena guarda con mucho recelo el look que lucirá la joven actriz mexicana en la piel de este entrañable personaje que hace 20 años catapultó a la fama a la colombiana Ana María Orozco.

Prueba de ello es el primer promocional de la serie que Telemundo transmitió este jueves en el que aparece la protagonista caminando por las calles de Nueva York sin mostrar aún su rostro.

“Nadie quedará indiferente a su paso. Tú también te quedarás con la boca abierta”, dice la voz en off que acompaña al promocional.

La cadena pretende así crear expectación alrededor de ‘Betty' para ir calentando el terreno de cara al próximo estreno de la telenovela.

Y vaya que sí lo está consiguiendo.

No hay más que ver los comentarios que ha generado el promocional en las redes sociales.

“Ya quiero verla”, “¡Qué ya se estrene, muero por verla”, o “¡qué intriga!”, son solo algunos de los mensajes que se pueden leer en las redes.

La serie, que también encabezan Erick Elías y Sabrina Seara, aún no tiene fecha de estreno.

La historia de Betty

Como una adaptación moderna para toda la familia de una de las historias más recordadas y exitosas a nivel internacional, Betty en NY cuenta las andanzas de Beatriz Aurora Rincón Lozano (Torres), una joven mexicana muy inteligente y capaz que vive en la ciudad de Nueva York que irá tras sus sueños venciendo prejuicios en un mundo donde la imagen lo es todo.

Después de sufrir seis meses de rechazos en todos los trabajos a los que aplica debido a su falta de atractivo físico, Betty decide aceptar un empleo muy por debajo de sus capacidades. Así, después de ingresar a la sofisticada compañía de moda V&M Fashion, se convierte en la secretaria personal del presidente de la empresa.

Aunque es ridiculizada y humillada a diario por carecer completamente de estilo, Betty está más que dispuesta a no dejarse vencer en esta despiadada guerra de las apariencias. Y aunque es extremadamente competente y tiene grandes planes para su crecimiento personal, ninguna de sus muchas cualidades podrá ayudar a Betty a la hora de afrontar el mayor desafío de todos: encontrar el verdadero amor.