A punto de cumplirse 16 años del final de la exitosa telenovela de Telemundo, así se ve ahora a sus 76 años el actor de origen cubano.

Por Moisés González
Julio 23, 2020
Anuncio

Uno de los personajes que recuerda el público con más cariño de la exitosa telenovela de Telemundo Pasión de gavilanes que protagonizaron Mario Cimarro, Danna García, Paola Rey, Juan Alfonso Baptista, Michel Brown y compañía es, sin duda, el abuelo Martín.

El patriarca de la familia Acevedo, que interpretó el actor cubano Jorge Cao, se encargó de poner la nota de humor en el melodrama con su carácter afable y muchas veces infantil que tan bien combinaba con las simpáticas y divertidas frases que pronunciaba durante la historia y que muchos aún recuerdan, como ‘las pelotas del marrano’.

Jorge Cao en Pasión de gavilanes
Cortesía TELEMUNDO

Aunque hace muchos años que le perdimos la pista, Cao sigue estando activo a sus 76 años en la televisión colombiana, donde ha participado en más de 20 telenovelas.

Uno de sus trabajos más recientes fue la serie de RCN Televisión La ley del corazón, historia que grabó entre 2016 y 2019 y en la que interpretó al abogado Alonso Olarte.

En las pantallas de Telemundo lo pudimos ver por última vez en 2007, cuando interpretó al Padre Tomás Villarte en el exitoso melodrama El zorro, la espada y la rosa.

A punto de cumplirse 16 años del estreno de la telenovela que lo catapultó a la fama y le permitió ganarse el cariño del público, Cao guarda los mejores recuerdos del abuelo Martín.

"Yo a veces me voy a montar en un taxi y me dicen ‘las pelotas del marrano’ o voy a un supermercado y alguien me habla de eso y todos los días recibo miles de mensajes de personas que están viendo esa serie todavía en el mundo, sobre todo en España, en el Cono Sur. Hay muchos países que la han repetido muchas veces por la televisión nacional y ahora se ve por Netflix. La novela sigue vigente en el mundo", compartió recientemente el actor.

El día que lo llamó el escritor para reprenderlo

Entre las muchas anécdotas que tiene para contar de su paso por Pasión de gavilanes, Cao recuerda como si fuera ayer la noche que lo llamó Julio Jiménez, el escritor, para reprenderlo por una palabra que había usado en una escena y que no estaba incluida en el libreto.

"Había una escena en la que el abuelo Martín estaba en la silla de ruedas en la puerta de la casa y la nieta, el personaje que hacía Danna, gritaba [porque] la estaban violando y el viejo llamó a los peones, nadie le hacía caso, [entonces] tira de la silla de ruedas y se va arrastrando por toda la escalera hasta subir y cuando yo estoy subiendo dije ‘malditas piernas’. Salió al aire así y esa noche a las 11 entró una llamada telefónica. Era el maestro Julio Jiménez. Fue cordial, hablamos no sé qué, estaba muy satisfecho con mi trabajo pero me quería decir algo y me dijo ‘en mis novelas no se dice 'malditas'", compartió.

El actor no se lo tomó a mal. Al contrario. "Me pareció a mí genial que un escritor de su envergadura, que para mí es el más grande escritor de telenovelas de América Latina, noche por noche viera lo que sus actores estaban haciendo con el personaje que él les había escrito".