Los actores recordaron sus mejores momentos de rodaje y también uno de sus enfados mientras hacían  La mujer en el espejo. "¡No nos queríamos ni hablar!".

Por Teresa Aranguez
Junio 19, 2020
Anuncio

Hay personajes que se quedaron clavados en nuestro corazón para siempre y el de Óscar y Ximena, de Pasión de gavilanes, son dos buenos ejemplos de ello. Su particular y traviesa historia de amor hizo las delicias del espectador que, a día de hoy siguen recordándoles con gran cariño y ternura.

En honor a todos esos fans y con motivo de este confinamiento, sus actores, Paola Rey y Juan Alfonso Baptista les hicieron un regalo inolvidable. A través de un directo en sus redes sociales compartieron los momentos más especiales y, por qué no, también duros de ese rodaje y del de La mujer en el espejo, telenovela en la que volvieron a trabajar juntos.

Fue precisamente en esta historia donde tuvieron sus más y sus menos tal y como contó el venezolano, con todo el cariño del mundo. "Tú hacías dos personajes y yo llegué tarde y simplemente no nos queríamos ni hablar porque tú argumentaste y yo argumenté, ¡y teníamos que hacer una escena amor!", explica Juan.

"Fue una escena muy linda y ahí nos abrazamos y te pedí disculpas, eso fue muy lindo", prosiguió el actor ante la sonrisa de su compañera que lo recordaba perfectamente.

Ambos repasaron en directo momentos inolvidables en pantalla donde la química de ambos saltaba hasta la sala de casa. Juntos hacían una pareja explosiva y sus historias de amor les llevaron a vivir escenas fuertes, algunas subiditas de tono, como la de la cascada en Pasión de Gavilanes, donde ambos estaban prácticamente desnudos.

"Tú estabas prácticamente con unos calzoncillos abajo y arriba tenías una cosa que se ponen ustedes las mujeres", cuenta Juan entre risas quien además aseguró que él "tenía las nalguitas fuera". Paola recuerda algo más, "no era como acción y chao, no". ¡Al contrario! Tenían que esperar a que la gente se fuera y la grúa subiera con la cámara a un punto alto. "Y nosotros ahí, desnudos prácticamente", recuerda la artista de lo más risueña.

Estaban casi como sus papis les trajeron al mundo y con un frío que les tenía temblando, pero a pesar de todo reconocen que fueron tiempos mágicos. "Esas son las cosas lindas que le quedan a uno guardadas en su corazón y en su memoria y que cuando uno mira para atrás siempre sonríe", dijo nostálgica la colombiana.

A día de hoy y debido a todos estos chats de sus actores durante el confinamiento muchos seguidores han vuelto a ver la serie en las diferentes plataformas en las que se encuentra. Porque da igual el tiempo que pase, cuando una historia es buena y está bien hecha nunca pasa de moda.