La actriz mexicana protagoniza junto a Lambda García y Mane de la Parra la nueva ficción estelar de Univision que se estrena el 13 de mayo a las 8 p.m., hora del Este. "Este personaje me hizo mejor actriz", asegura Renaud en esta entrevista exclusiva.

By Moisés González
May 06, 2019 08:04 AM

Cuando a Michelle Renaud le hablaron el año pasado de su agencia de representación para informarle de que tenía un casting para protagonizar una teleserie ambientada en el mundo del reguetón a la actriz mexicana no le entusiasmó mucho la idea. "No quería hacerlo porque siendo mamá de un niño no me agradaba la idea de tener que estar promocionando las letras del reguetón, que suelen ser de puro sexo y de perversión", se sincera en entrevista para People en Español. Pero su reticencia inicial a encabezar el proyecto quedó atrás en cuanto conoció más detalles del proyecto. "El día que me enseñaron las canciones y vi que eran tan buenas y me contaron la historia dije ‘tengo que hacerla' y casi, casi di mi vida en el casting para poder quedarme", confiesa.

Después todo transcurrió muy rápido. En menos de una semana la actriz mexicana ya estaba preparándose para afrontar este nuevo y complejo protagónico en su carrera que por fin verá la luz el próximo lunes 13 de mayo por Univision a las 8 p.m., hora del Este.

Cortesía TELEVISA

"Creo que es el personaje más complejo de mi carrera", reconoce Renaud, quien interpreta en esta adaptación de la historia colombiana La reina del Flow a Yamelí, una bella mujer con gran talento para la composición musical que, tras ser traicionada por el hombre que ama (Lambda García), quien le roba sus letras y se hace famoso, es condenada injustamente a prisión, donde da a luz a un varón que le es arrebatado y ella cree muerto. Pero años después aquella inocente joven regresa con una nueva identidad, la de una importante productora musical y cazatalentos, a vengarse de todos aquellos que arruinaron su vida.

¿Cómo la llamarías telenovela o teleserie?
Yo creo que es una teleserie por la cantidad de capítulos que tiene, que son 80, pero en realidad se manejó y se hizo como serie, que es con una cámara de cine y con un equipo de cine y sobre todo por los temas que se tratan, que son temas que no se tratan en una telenovela.

¿Cómo fue que llegaste a esta historia? ¿Te lo propusieron? ¿Hiciste casting?
Voy a ser muy sincera, cuando me hablaron para decirme que tenía un casting y que el proyecto era de reguetón no quería hacerlo porque siendo mamá de un niño no me agradaba la idea de tener que estar promocionando las letras del reguetón, que suelen ser de puro sexo y de perversión. Pero el día que me enseñaron las canciones y vi que eran tan buenas y me contaron la historia dije ‘tengo que hacerla' y casi, casi di mi vida en el casting para poder quedarme. Lo más gracioso es que tuve que cantar en el casting y a pesar de que canté me contrataron (ríe), o sea me contrataron por mi canto. Fue todo muy rápido: la negociación, empezar a grabar… Creo que en menos de una semana yo ya estaba empezando a trabajar.

¿Te veremos cantar en la historia?
No. Mi personaje es compositora, el que canta es Lambda García. Yo soy la parte de atrás, la productora musical.

Tu personaje se ve diferente de la típica protagonista de telenovela que has interpretado, ¿no?
Voy a decir una cosa que he pensado demasiado, y espero que no se escuche ni arrogante ni soberbio ni nada, pero este personaje definitivamente me hizo mejor actriz. Justo como no es el de la telenovela, que también tiene su complejidad y también es difícil, aquí estaba yo trabajando con una mujer que tenía demasiada inestabilidad emocional y que en una sola plática con un personaje sentía 80 cosas opuestas, entonces era demasiado demandante para mí. Fue demasiado fuerte porque tenía que reflejar esta ambigüedad que de pronto el cerebro le dice que no, pero el cuerpo le dice ya no aguanto más.

Cortesía UNIVISION

¿Dirías que es el personaje más complejo de tu carrera hasta la fecha?
Yo creo que sí, sobre todo porque las actrices, así lo veo yo, vamos haciendo mejor trabajo con la edad, ya que vamos teniendo más experiencias de vida que te ayudan a nutrir a tu personaje, entonces pues sí definitivamente este personaje tenía mucha más carnecita de donde sacar las experiencias que yo he tenido en mi vida.

¿Llegaste a ver algo de la historia original?
No, absolutamente nada, jamás he visto nada para no casarme con ideas y poder crear a mi propia Yamelí. Son dos personajes completamente distintos, aunque vivan la misma situación. Todos los seres humanos vivimos muchas situaciones similares y no las sentimos igual, entonces sí quería yo darme la oportunidad de poder crear mi propio personaje.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La producción de la teleserie está a cargo de Teleset y Sony, ¿la forma de trabajar ha sido muy diferente con respecto a tus anteriores proyectos en Televisa?
Sí hubo cosas diferentes, pero en realidad fue bastante enriquecedor; métodos nuevos, convivir con personas distintas… Al final del día ahora se está haciendo como este tipo de televisión y están trayendo gente de otros países a hacerla y sí es diferente trabajar con gente que está también como empezando en esto de las teleseries, como que es un aprender todos los días. Pero los directores son increíbles, la gente con la que trabajamos, el staff es maravilloso: camarógrafos, fotógrafos… Todo es muy diferente. Aprendí muchísimo.

Instagram Michelle Renaud

¿Qué tal la química con Lamba García?
Es increíble trabajar con él porque es un gran compañero, es un gran actor, un gran amigo. Y en realidad él me ayudó a nutrir muchísimo a mi personaje y eso se lo agradezco porque teníamos la química y teníamos la confianza de poder llevar nuestros personajes a otro nivel y eso siempre es padrísimo. Con Mane de la Parra también trabajé y a Mane lo adoro con todo mi corazón, es un gran tipo. Me sentía muy afortunada. Sí los extraño. Ya llevo un mes sin trabajar y sí les mando sus mensajitos de ‘oigan los extraño' y así.

La reina soy yo se estrena el lunes 13 de mayo a las 8 p.m., hora del Este, por Univision.

Advertisement