La actriz, que inició su carrera como extra en la exitosa telenovela juvenil de Televisa, reveló en una reciente entrevista que estuvo a punto de abandonar el melodrama.

Por Moisés González
Mayo 14, 2021
Anuncio

Convertida hoy en una de las protagonistas más queridas de la pequeña pantalla, Michelle Renaud inició su carrera en la televisión como extra en la exitosa telenovela juvenil Rebelde (2004) cuando tenía 15 años. La experiencia de trabajo vivida en el foro de grabación del melodrama producido por Pedro Damián, no fue, sin embargo, como ella esperaba.

"Dije: '¿Qué es esto? No quiero. Es la cosa más horrible'. Siempre lo he dicho, no era muy bonito que digamos, nos trataban muy mal. O sea, no es que nos trataran mal es que estás todas las horas y si de pronto Anahí y Poncho están platicando mucho les da miedo decir: 'Anahí y Poncho cállense', entonces era 'pinches extras cállense'. Entonces yo decía: 'Ay no, no me gusta, estoy todo el día, nada más paso por detrás'", se sinceró la heroína de exitosos melodramas de Televisa en una reciente entrevista para el programa Pinky Promise.

La actriz, que cuenta con más de cuatro millones de seguidores solo en Instagram, confesó que llegó un momento en que se negó a seguir participando en las grabaciones.

"Total que dije: 'Saben qué, esto no es lo mío, no quiero', Y un día me hablan los de los extras: 'Tienes que venir mañana a llamado'. Y yo: 'No quiero'. 'Pásanos a tu papá'. Entonces hablan con mi papá y mi papá me dice: 'Vas a ir mañana nada más para quedar bien, por favor'".

Michelle Renaud
Michelle Renaud; Anahí y Alfonso Herrera en Rebelde
| Credit: Mezcalent (x2)

Lo que menos podía imaginarse la actriz es que el productor de la telenovela iba a ofrecerle interpretar un personaje fijo dentro del Elite Way School, lo que terminó con su desgana.

"Cuando llego está Pedro Damián […] y me dijo: 'Oye, ¿cómo vas en la escuela? Ya a partir de mañana entras al Elite Way School, vas a ir en el salón'", rememoró Michelle. "Y el lunes siguiente así de ya tienes camerino y el camerino con todas: con Dulce, Maite…".

Aunque supuso una experiencia muy enriquecedora, Renaud reconoció que le cuesta verse hoy en día en escenas de la telenovela ya que estaba muy verde como actriz.

"[Si tú ves las escenas] todo el tiempo estoy jorobada, saco la panza de que no sé qué hacer y entonces me veo confundida. Como era tan natural, o sea como que de pronto te dan una escena pero Dulce María y Maite ya se inventaban otras cosas y así era, era como muy improvisado, yo era como de: '¿Diré algo ahorita?'", compartió.