La actriz mexicana rememoró 8 años después cómo fue que le llegó la invitación para participar en esta historia tras la sorpresiva salida de Elizabeth.

By Moisés González
January 24, 2020

Hay telenovelas que dan de qué hablar por su gran éxito y otras por sucesos inesperados que ocurren durante las grabaciones.

Este último fue el caso de El rostro de la venganza, ficción que produjo Telemundo en el 2012 con David Chocarro como protagonista. La historia acaparó titulares en diferentes medios de comunicación a raíz de la inesperada salida de Elizabeth Gutiérrez, quien abandonó sorpresivamente el proyecto. Ocho años después es Marlene Favela, quien entró en su sustitución con un nuevo personaje, la que se ha sincerado a través de su canal de YouTube sobre lo sorpresivo que fue para ella recibir la invitación para integrarse a la telenovela, especialmente porque acababa de sufrir un derrame cerebral.

“Por alguna razón que desconozco iban a sacar a la protagonista y estaban buscando a quien le diera vida al nuevo personaje que llegaba”, comenzó a narrar Favela.

Elizabeth Gutiérrez, David Chocarro y Maritza Rodríguez en El rostro de la venganza.

“A mí me acababa de dar un derrame cerebral, yo estaba en el hospital, en la ciudad de Miami, gracias a Dios perfectamente bien cuando me llama mi mánager y me dice ‘oye ya sé que estás en plena recuperación pero fíjate que Telemundo quiere invitarte a que entres ya a la telenovela El rostro de la venganza y yo ‘¿cómo? pero esa novela ya está al aire’. [Me dice] ‘sí efectivamente pero necesitan que entres, estás interesada, ¿quieres?’ Y yo le dije ‘mira lo primordial ahorita es que mis médicos me dieran permiso, yo feliz, fascinada pero no sé tendrían que hablar y preguntar porque si yo entro a un proyecto entro al 100 y no puedo estar a medias”, rememoró la también protagonista del inolvidable melodrama Gata salvaje.

Marlene Favela en El rostro de la venganza.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Marlene continuó contando que el productor de la telenovela, Joshua Mintz, se puso en contacto con sus doctores y fue entonces cuando le dieron el visto bueno para integrarse a la historia.

“Los doctores dijeron ‘adelante, ella está perfecta para trabajar, incluso le va a hacer muy bien así no se queda en su casa pensando ‘¿por qué me pasó esto a mí? ¿qué fue lo que hice? ¿qué fue lo que no hice?’, esos lamentos que siempre nos llegan cuando eventos importantes cambian nuestras vidas. Ellos dieron el visto bueno y yo feliz porque sí tenía mucha ilusión de hacer este proyecto y de volver a trabajar. Para mí significaba mucho a nivel personal, a nivel emocional volver a los foros de grabación”, reconoció.

Advertisement