Los actores apenas se llevan 4 años de diferencia en la vida real. ¡Mira su primera imagen juntos!
Anuncio

Marlene Favela está feliz de regresar a las telenovelas como parte del elenco principal de La desalmada, el nuevo melodrama de Televisa que protagonizan Livia Brito y José Ron.

Mientras que en la vida real apenas está comenzando a experimentar la maternidad –su hija Bella nació en octubre de 2019–, en esta esperada ficción que produce José Alberto Castro el personaje que interpreta la guapa actriz mexicana puede presumir de tener una vasta experiencia como mamá puesto que su hijo ya sobrepasó la mayoría de edad.

Lo llamativo es que el actor que da vida a su primogénito es nada más y nada menos que José Ron, quien es apenas cuatro años más joven que ella en la vida real.

Esta casi inapreciable diferencia de edad que existe entre ambos ha generado gran revuelo a través de las redes sociales, especialmente después de la foto que compartió Ron este martes en Instagram en la que presume por primera vez de la compañía de Marlene.

"Hermosa, bella y talentosa. ¡Qué chido compartir contigo!", escribió junto a la foto.

Marlene Favela
Marlene Favela y José Ron, madre e hijo en La desalmada
| Credit: Instagram José Ron

"Cómo te quiero. Tienes una energía que se contagia", le respondió Favela.

Las reacciones de sus seguidores no se hicieron esperar.

"Marlene quedaría perfecta de protagonista con Ron", se puede leer entre los cientos de comentarios que recibió la instantánea que compartió el actor mexicano.

"Parecen hermanos en vez de madre e hijo", escribió sorprendida otra persona.

La desalmada narra la historia de Fernanda (Brito), una mujer que busca vengarse de un hombre que la hirió física y emocionalmente. Desafortunadamente, su memoria no es clara, lo que la lleva a dudar y cometer errores de juicio.

La desalmada
Livia Brito y José Ron, protagonistas de La desalmada
| Credit: Instagram La desalmada

Cuando conoce a Rafael (Ron) se enamora de él, pero luego lo confunde con el hombre que le hizo daño. Con el tiempo, a medida que su memoria se aclara, se da cuenta de su error y que no fue Rafael sino el padre de este quien arruinó su vida.