La actriz mexicana recordó recientemente uno de los momentos más duros que vivió en su exitosa carrera.

Anuncio
Mariana Seoane
Mariana Seoane
| Credit: Mezcalent

Aunque siempre soñó con ser protagonista de telenovela, paradójicamente Mariana Seoane vivió uno de los momentos más dolorosos de su exitosa carrera como actriz cuando recibió a finales de la década de los noventa la oportunidad de dar vida por primera vez a la heroína de la historia.

La que fuera villana de inolvidables melodramas mexicanos como Tormenta en el paraíso y Por ella soy Eva se topó en 1999 como protagonista de Amor gitano con el rechazo de "muchas personas" dentro de Televisa que no la veían como la opción más adecuada para hacer de buena.

"Había muchas personas en contra, entonces me acuerdo que cuando me dieron la oportunidad también me dijeron: "Si la novela no funciona sí sabes que es culpa tuya, ¿no?", rememoró Seoane recientemente en el programa de televisión Confesiones (Tlnovelas).

Desafortunadamente para Mariana, la telenovela que protagonizó junto a Mauricio Islas no tuvo en México el éxito que se esperaba y toda la culpa recayó injustamente sobre ella.

Mariana Seoane
Mariana Seoane protagonizó en 1999 la telenovela Amor gitano
| Credit: Mezcalent

"Me cuidaron en todo, pero la novela finalmente no tuvo el éxito que esperaban y obviamente sí recayó en mi persona y entonces como que de pronto fue de 'ya viste que no funcionas de protagonista, ¿verdad?'. Fue muy duro. Estuvo fuerte", se sinceró.

Aunque esta amarga experiencia fácilmente pudo haberla desanimado hasta el punto de querer dejar su carrera, Mariana no tardó en sobreponerse a este duro golpe.

"Ya había hecho algunas novelas y la anterior a Amor gitano fue Mi pequeña traviesa, que fue una novela que tuvo muchísimo éxito y yo hice una villana entrañable en ese proyecto; entonces, claro, el público me quería, me reconocía como actriz, la misma empresa me reconoció siempre mi talento –no digo que no lo hayan reconocido–, sino no me veían en protagonista", dijo.