La telenovela que protagoniza la actriz cubana, Mujer de nadie (Univision), es una versión de Amarte es mi pecado, la exitosa telenovela que estelarizó en 2004 Yadhira Carrillo.
Anuncio
Yadhira Carrillo
Yadhira Carrillo, protagonista de Amarte es mi pecado; Livia Brito, protagonista de Mujer de nadie
| Credit: Mezcalent, TelevisaUnivision

Livia Brito hacía casi una década que había emigrado a México cuando se estrenó la telenovela Amarte es mi pecado, melodrama que protagonizó en el año 2004 la retirada actriz mexicana Yadhira Carrillo. "Ya estaba aquí. Yo llevo aquí 26 años", cuenta a People en Español. Pese a ello, la intérprete cubana no vio en su día nada de la telenovela. Sin ninguna referencia que pudiera influir en su trabajo como protagonista de Mujer de nadie, versión de aquella exitosa historia que protagoniza para TelevisaUnivision, Brito decidió afrontar este nuevo reto en su exitosa carrera como siempre lo ha hecho: sin ver nada de lo que se produjo anteriormente.

"La verdad no me gusta ver como el antes porque cambia mucho, cambia a veces la historia, le cambian algunas cosas, la adaptan a lo que estamos viviendo actualmente", confiesa la también heroína de exitosos melodramas como Muchacha italiana viene a casarse, La piloto y, más recientemente, La desalmada. "Yo voy creando un personaje en base a lo que yo leo, entonces no me gusta ver como lo anterior, sino marcar una pauta a partir de que lo leo hacia delante".

Livia Brito
Livia Brito, protagonista de Mujer de nadie
| Credit: Mezcalent

Brito, quien cuenta con más de 7 millones de seguidores en la red social Instagram, define a Lucía, su personaje en Mujer de nadie, como una mujer "muy pura" y "muy transparente".

"Parece que la vida está normal como debería de ser de una adolescente, pero tiene un evento traumático por causa del jefe de su novio, que intenta hacerle algo bastante feo que a veces las mujeres no tenemos opción de defendernos, y eso la deja marcada. Después, se empieza a dar cuenta de que el mundo no es como ella lo pensaba, tan blanco, tan puro, que sí existe maldad, que hay muchas personas que le querían hacer daño, que hay muchas mentiras. Se entera de una cosa también que su papá le ocultó durante muchísimos años y entonces todo esto la va cambiando. Poco a poco ella va cambiando su carácter, más no su personalidad. Ella sigue siendo noble nada más que para enfrentarse a la realidad tiene que poner como una barrera", explica Brito, quien tiene como pareja en esta historia producida por Giselle González a Marcus Ornellas.

Aunque su personaje en La desalmada también sufría un hecho traumático que endurecía su carácter, la actriz asegura que fue muy fácil marcar la diferencia entre Fernanda y Lucía.

Brito
La desalmada; Mujer de nadie
| Credit: TelevisaUnivision (x2)

"Fernanda era muy fuerte, era como muy empoderada, tenía un carácter muy duro, y Lucía es muy noble, o sea son dos personajes completamente distintos y cómo se van dando las cosas en la vida de cada uno de estos personajes [también es muy distinto]", explica Brito, quien parece tener muy claro cuál es el mensaje que se quiere trasladar al público a través de Mujer de nadie.

"Lo que queremos enseñarle al público, tanto a los hombres como a las mujeres, es la realidad que estamos viviendo desafortunadamente y cómo enfrentarlo, cómo salir adelante y cómo ser feliz, que a eso venimos al mundo", asevera la intérprete de 35 años. "Por eso es que me gustó esta historia porque desafortunadamente las mujeres pasamos por muchas cosas, pero hay que saber cómo ponerle a un lado y seguir, siempre seguir viendo al frente", concluye.

Mujer de nadie se transmite a las 10 p. m., hora del Este, por Univision.