"Había momentos que yo decía, ¿pero por qué este señor está así conmigo? ¿Qué le pasa? Está raro'. La protagonista de la nueva versión de Café con aroma de mujer (Telemundo) se sincera sobre su experiencia de trabajo con el galán cubano.

Anuncio

Esta noche llega a su gran final por la pantalla de Telemundo la nueva versión de Café con aroma de mujer. A horas de su desenlace, Laura Londoño, su protagonista, nos cuenta cómo fue su experiencia en el set de grabación con William Levy y confiesa lo difícil que fue en un inicio para ella acoplarse a su forma de trabajar. "Había momentos que yo decía, ¿pero por qué este señor está así conmigo? ¿Qué le pasa? Está raro'", se sincera.

¿Qué sabías sobre William antes de trabajar con él?

Yo soy muy despistada, yo vivo como en otro planeta. Yo no sabía muy bien quién era William Levy, tengo que admitirlo. Cuando me dijeron lo primero que hice fue meterme a Google. No tenía ni idea. Me metí a Google, claro lo vi y cuando lo vi dije: 'Ah, sí, claro lo he visto, obvio'. Pero no tenía ningún referente, no sabía mucho sobre él, entonces todo fue nuevo.

Cuando ya lo conociste, ¿cómo fue el encuentro entre ustedes?

Tuvimos como una reunión donde estábamos todo el equipo leyendo los primeros capítulos. Ahí claro yo lo miraba, lo analizaba. Ya después de todo este proceso trabajando con él ha sido lindo descubrirlo de cero. A mí me gusta eso: cuando uno no tiene como ideas preconcebidas de la gente y entra como con toda la disposición y apertura a conocer a esa persona de cero. No que es que me han dicho, es que he oído, es que he leído, no, no, hola mucho gusto William, Laura, aquí estamos, nos vamos a conocer de cero y vamos a construir esta relación aquí entre nosotros dos y entre Gaviota y Sebastián de cero a 100 en estos 8 meses y ha sido un trabajo maravilloso. Es chistoso porque es la historia de amo principal pero pasan muchos capítulos en donde no estamos juntos, en donde está él grabando por una parte y yo grabando por otra parte. Pero todo lo que estuvimos juntos fue maravilloso. Tiene digamos una manera de trabajar diferente a la mía y uno siempre aprende de eso, de lo que es distinto.

William Levy
William Levy y Laura Londoño, protagonistas de Café con aroma de mujer
| Credit: TELEMUNDO (x2)

Comentabas en una entrevista que tienen formas de trabajar muy diferentes y que él tiene más madurez en cuanto a la forma de asumir el trabajo, ¿a qué te referías?

Yo siento que no es que él tenga más madurez sino que él viene de una industria que tiene más experiencia que la nuestra. En Colombia nosotros tenemos una forma que a veces puede ser frente a esta industria de la que él viene un poco más ingenua, pero que eso no es ni bueno ni malo, es simplemente distinto. Ahora, ¿en qué cosas por ejemplo? A él le gusta imprimirle como adrenalina al momento de la escena, entonces no se sabe del todo sus guiones, pero para él eso es todo un método en donde él busca recrear entre los actores las emociones que la escena debe tener. Yo como actriz busco esas emociones en el momento de la escena, no por fuera de la escena, y William me decía: 'Yo lo busco por fuera de la escena. Si la escena es incómoda trato de generar esta incomodidad por fuera'. Porque nos pasaba. Había momentos que yo decía, ¿pero por qué este señor está así conmigo? ¿Qué le pasa? Está raro'. Después hacíamos la escena y yo le decía: '¿Qué es lo que pasa?'. Me dice: 'Viste que la escena era incómoda, bueno yo generé eso antes de para que llegara a la escena'. Todo ese tipo de cosas son formas distintas de hacerlo. Y yo le decía: 'Pero ven acá, dime que vas a hacer eso, no me pongas a mí en esta situación que me siento incómoda'. Me decía: 'Precisamente, si te cuento no voy a lograr el efecto que estoy buscando, entonces no te puedo contar'.

Al principio acoplarse a esa forma de trabajo habrá sido cuando menos curioso…

Claro, curioso, distinto, superdistinto, pero pues es eso, es como conocerse, acoplarse, entender las formas y uno dice: 'Es por aquí, listo, ya este es el juego, vamos a jugar a esto'.