La actriz mexicana debuta a principios del próximo año en las pantallas de la cadena hispana como protagonista de esta comedia romántica que ya se graba en Miami.
Anuncio

Ataviada con un espectacular vestido rojo, Silvia Navarro acudió anoche acompañada de su nuevo galán de ficción, el actor mexicano Osvaldo Benavides, a la ceremonia de los Premios Billboard de la Música Latina para presentar La suerte de Loli, la nueva telenovela de Telemundo que marca su esperado debut en la cadena de habla hispana.

"Estoy muy agradecida y feliz de tener la oportunidad no solamente de estar en Telemundo, sino de tener el privilegio de contar algo de diversión, comedia; pero, además, de compartir con Gaby Espino, que es una diosa, con Jacky Bracamontes, está el señor Osvaldo Benavides, está Rosa María Bianchi… Tenemos un elenco que no solamente es un taco de ojo para las chicas y los chicos, sino que tengo grandes compañeros, excelentes actores, un altísimo nivel de producción, así que yo creo que estamos con todo para llevarles La suerte de Loli a sus hogares", expresó la actriz durante uno de los eventos musicales más esperados del año.

Silvia Navarro
Silvia Navarro y Osvaldo Benavides
| Credit: Alberto Tamargo/Telemundo/NBCU Photo Bank via Getty Images

Durante la ceremonia, Telemundo transmitió en exclusiva el primer avance de esta esperada ficción que se estrenará a principios del próximo año en el prime time hispano.

En el mismo, podemos ver por primera ver en acción a Silvia en la piel de Loli como un anticipo de lo que será esta historia que también cuenta con las participaciones de Joaquín Ferreira, Mariana Seoane, Rodrigo Vidal y Christian Chávez, entre otros.

En La suerte de Loli, Navarro se adentra en la piel de Loli Aguilar, una mujer exitosa e independiente que trabaja como productora ejecutiva en Global Radio Group, la cadena de radio número uno en la Costa Oeste de Estados Unidos.

Mientras la carrera de Loli va en ascenso, su vida amorosa pasa a segundo plano ya que ella disfruta de su libertad y de su vida sin compromisos.

Sin embargo, su vida da un giro inesperado cuando Mariana (Bracamontes), su mejor amiga, fallece y le deja todo a Loli, incluyendo a sus dos hijos.

La noticia toma a todos por sorpresa y especialmente a Loli, quien siente que es la persona menos indicada para esa tarea.

Loli tendrá que enfrentar su nueva realidad y aprender de golpe que el trabajo no lo es todo en la vida, y descubrir que el verdadero significado del éxito es la familia y el amor.