La tercera temporada de la exitosa superserie de Telemundo protagonizada por Kate del Castillo comenzó a grabarse hace varios días en Bolivia.

Por Moisés González
Junio 11, 2021
Anuncio

A finales de mayo, Kate del Castillo comenzó a grabar en Bolivia la tercera temporada de la exitosa superserie de Telemundo La reina del sur.

La actriz mexicana volvía así a adentrarse en los zapatos de la aguerrida Teresa Mendoza a dos años del desenlace de la anterior temporada que dejó muchas incógnitas en el aire.

"Oficialmente arranca La reina del sur 3 hoy. Estamos acá en Bolivia", expresaba emocionada el 31 de mayo Kate en Instagram, donde cuenta con más de 8 millones de seguidores.

La ficción se ha estado grabando en diferentes ciudades y calles del país, por lo que no ha tardado en despertar la curiosidad de los transeúntes y medios de comunicación locales.

Emocionados de acoger las grabaciones de la tercera temporada de una historia que ha roto récords de audiencia en la televisión hispana de Estados Unidos, muchos bolivianos han tomado sus teléfonos móviles para inmortalizar este histórico momento, lo que ha ocasionado que se filtren a través de las redes sociales las primeras imágenes de la superserie.

En esas imágenes podemos ver en pleno rodaje a la reconocida actriz mexicana junto a los dos incondicionales amigos de Teresa, Oleg (Antonio Gil) y Jonathan (Tiago Correa), grabando unas escenas de acción en un mercado popular situado en La Paz.

Con un elenco aún por confirmarse, La reina del sur 3 iniciará con un salto en el tiempo de 4 años respecto a la anterior temporada que situará a Teresa Mendoza viviendo tras las rejas en una prisión de máxima seguridad tras ser condenada por las autoridades estadounidenses.

Con la complicidad de sus viejos amigos, Oleg y Jonathan, Teresa logrará salir de prisión y viajará a México, donde se encontrará una vez más con el presidente Epifanio Vargas.

En un mundo motivado por las alianzas y los tratos secretos, Teresa aceptará embarcarse en su misión más peligrosa hasta el momento, una que la llevará por toda América Latina con la ferviente esperanza de poder despedirse de su vida como fugitiva y reunirse con su hija Sofía.