La actriz colombiana de la exitosa telenovela de Telemundo El final del paraíso está casada desde hace dos años con un empresario.

Por Moisés González
Diciembre 06, 2019
Anuncio

El rostro de Kimberly Reyes se ha hecho muy popular en los últimos meses entre el público hispano gracias a las maldades que realiza en la piel de La diabla en la exitosa telenovela de Telemundo El final del paraíso.

Pero la actriz colombiana afortunadamente no tiene nada que ver con este oscuro personaje que interpreta en la historia que encabeza Carmen Villalobos.

Casada desde hace dos años con un atractivo empresario de nombre Federico Severini, la bella intérprete de 31 años es en su vida real una mujer muy familiar que disfruta mucho de la compañía de los suyos.

En entrevista exclusiva con People en Español, Kimberly abre su corazón y nos cuenta, entre otras cosas, cuál es el secreto para un matrimonio exitoso y nos revela si le gustaría ser mamá en un futuro próximo.

Te vemos muy enamorada en las redes sociales, ¿cuál dirías que es el secreto para tener un matrimonio exitoso?
Yo creo que el secreto es la paciencia, mucho respeto, admiración, amor… Son cosas fundamentales y, además, nunca perder como el sentido del humor. Eso hace que las cosas no se vuelvan tan monótonas y que pueda uno divertirse mucho con la persona con la que está.

¿Te gustaría ser mamá?
Sí, me encantaría. Deseamos mucho ser padres, pero tenemos algunos proyectos personales y por este momento estamos disfrutando nuestro momento como esposos casados sin hijos.

Cuando no estás grabando, ¿cómo sería un día en la vida de Kimberly?
Me encanta despertarme, tomarme mi cafecito, leer algo y después si tengo tiempo voy a hacer ejercicio o normalmente me toca grabar alguna pauta o trabajar en algo de redes sociales. También me encanta visitar a mi familia y amigos o que me visiten, hacer planes de cocinar, ver películas. La verdad disfruto mucho el tiempo en el que no estoy trabajando porque normalmente cuando estoy en grabación no tengo tiempo para compartir entonces trato de dedicárselos.

¿Cómo haces para encontrar el balance en tu vida?
Para mantener un balance yo creo que lo más importante es tener a Dios en el corazón y confiar en que él siempre está por delante de nosotros y tratando de guiarnos por el mejor camino. Él para mí es un motor central y todos los días le agradezco por colocarme en los lugares que me coloca, por darme las oportunidades, por dejarme cometer errores… Cosas que nos pasan a diario que a la larga son las que nos enseñan y Dios como padre es realmente el motor de nuestras vidas. Para mí ese es el verdadero balance.

El maquillaje es otra de tus grandes pasiones, ¿qué producto no puede faltar en tu bolso?
En mi bolso no puede faltar una tinta de labios porque me sirve para todo: te sirve para el rubor, te sirve para que los labios se te mantengan rosaditos todo el día…

Se acerca la Navidad, ¿qué planes tienes para estas fechas tan especiales?
Este año tengo planeado pasar con la familia el 24. Nos encanta hacer una cena, nos reunimos con la familia de mi esposo, con amigos, bailamos…Y el 31 con seguridad parece que lo vamos a pasar con amigos fuera del país.