La actriz rusa asegura que el infierno personal que vivió justo cuando rodaba la exitosa serie no sólo le afectó como mujer sino también en el desempeño de su trabajo.

By Teresa Aranguez
November 14, 2019 08:02 AM

Sí, es rubia, pero Irina Baeva no es tonta. Así lo ha aclarado una vez más en una extraordinaria entrevista con la periodista mexicana Karla Iberia Sánchez donde se abrió en canal e hizo confesiones muy personales.

En esta conversación se descubre a una mujer autodidacta, políglota, amante de la lectura y con un pasado marcado por el esfuerzo y las ganas de llegar hasta donde está. Sin embargo, el acoso mediático y especialmente el cibernético contra su persona provocaron un dolor e inseguridad tal que llegó a afectarle incluso en lo laboral.

En lo personal se sintió con la autoestima por los suelos, en lo profesional, fue al ver El Dragón que entendió el daño tan grande que le había causado esta situación.

"Cuando yo vi mi trabajo en El Dragón yo dije: ‘Dios mío, ¿por qué me falta tanta seguridad en lo que estoy haciendo?'. Después lo reflexioné y dije, claro, ya sé cuál es la razón, yo dejo que todo esto me caiga encima y que toda esa gente, sin tener la razón, me convenza de que todo lo que yo estoy haciendo está mal", reflexiona.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Irina se refiere a todas esas acusaciones que llegan cuando comienza un romance con Gabriel Soto y su divorcio de Geraldine Bazán enfurece al público que la señala como culpable.

Pero como de todo lo malo se saca algo bueno, la actriz ha aprendido una gran lección. "Nunca olvides todos tus logros y todo lo que has hecho para llegar al lugar al que estás, no puedes permitir que la gente te haga olvidar todo lo que viviste", concluye.

Advertisement