Telenovelas clásicas como Rubí, Teresa y María Mercedes forman parte de este recuento de inolvidables peleas ante las cámaras. ¡No te lo pierdas!

Por Leonela Taveras
Agosto 20, 2020
Anuncio

Clásicas producciones como Rubí, María Mercedes y Teresa siguen siendo recordadas por el público no solo por, entre otras cosas, las fuertes escenas de peleas y los improperios entre los personajes principales.

Llenos de rabia, odio y con sed de venganza, aquí presentamos algunos protagonistas y villanos cuyos insultos han quedado para la historia.

María la del barrio

“Te lo dije, que no se ocurriera poner los ojos en él ¡y los pusiste!, escuincla babosa, te atreviste, pero te va a pesar”, grita con lágrimas de rabia de Itatí Cantoral en su rol de la villana Soraya Montenegro en la telenovela María la del barrio a la actriz mexicana Yuliana Peniche, que era apenas una adolescente.

Esta memorable escena, su odio por “la maldita lisiada” ha hecho de este personaje una de las villanas más recordadas en la historia de las telenovelas de las últimas décadas.

La usurpadora

“Monigote estúpido”, “Gata igualada”, “Perrucha”, “Vieja mentirosa” y amenazas como “Te voy a cortar la lengua” fueron parte de los fuertes descalificativos utilizados por Gabriela Spanic en su memorable papel en la telenovela La usurpadora como la villana Paola Bracho. ¡Uy, qué boquita tan suelta!

Rubí

Para Bárbara Mori, en su protagónico en Rubí, la belleza y el dinero eran lo más importante. En una pelea con la actriz Paty Díaz, quien interpreta a su hermana Cristina, se dicen lindezas como “alma podrida”.

Teresa

Desde mujerzuela hasta ofenderse el nivel de inteligencia, Angelique Boyer en su papel de Teresa Chávez, y la actriz Margarita Magaña dieron cátedras de cómo destruir verbalmente a tu enemigo. Sus fuertes enfrentamientos han quedado en la memoria de los amantes del drama.

María Mercedes

Laura Zapata, en su rol de la villana Malvina del Olmo, demuestra con su actuación que no solo se trata de lanzar duras palabras, sino de darles el tono correcto y la perfecta actitud. Al final de esta escena, Zapata sacude la cabeza lado a lado y arrastra las palabras para llamar "zarrapastrosa" a  Thalía.