El menor de 11 años realizó una participación especial en la telenovela de Televisa Médicos, Línea de vida, historia que protagoniza su famosa mamá.

By Moisés González
February 10, 2020

Grettell Valdez no puede estar más orgullosa de su hijo Santino. A sus 11 años, el carismático niño promete seguir los pasos de su famosa madre en el mundo de la interpretación.

El primogénito de la actriz mexicana grabó la semana pasada en los foros de Televisa San Ángel una pequeña participación especial en la telenovela Médicos, Línea de vida, historia en la que actúa Grettell como la doctora Ana Caballero y que marcará el debut del pequeño en la televisión.

“Tenemos invitado de honor en el foro”, compartió emocionada la que fuera villana de exitosas telenovelas como Lo que la vida me robó a través de sus redes sociales.

Hijo de Grettell Valdez en Médicos

La actriz publicó el pasado fin de semana varios vídeos en Instagram Stories en los que se puede ver al menor alistándose para grabar sus escenas en Médicos, Línea de vida.

“Bueno y aquí Santino haciendo sus pininos en Médicos“, presumió Grettell.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La ficción en la que madre e hijo trabajarán juntos por primera vez se estrenó en noviembre del año pasado en México y cuenta con las actuaciones protagónicas de Livia Brito y Daniel Arenas.

La telenovela centra sus tramas en el Instituto de Especialidades Médicas, uno de los hospitales más prestigiosos del país por la cantidad de urgencias que atiende y porque también alberga a las mentes más experimentadas de cada una de las ramas de la medicina.

Livia Brito, Rodolfo Salas y Daniel Arenas, protagonistas de Médicos.

La historia comienza cuando durante una gran emergencia, el Doctor Lara, director del Instituto, niega la admisión de un paciente. Esta decisión es el inicio de una serie de acontecimientos fatídicos, pues el paciente fallece y uno de sus familiares decide vengarse del director. Ante la necesidad de un nuevo director, el mejor candidato es el Doctor Gonzalo Olmedo, un reconocido Neurocirujano que ha dedicado su vida a brindar salud y tratamientos a la gente que lo necesita.

El nombramiento de Gonzalo no es del agrado del Doctor René Castillo, el Director Administrativo del Instituto, pues él solía sacar ventaja personal a través de negocios turbios con proveedores y laboratorios, entre otros actos de corrupción. En cuanto Gonzalo toma la Dirección, se destapa una cloaca de malos manejos e irregularidades que le hacen comprender que el Instituto está peor de lo que pensaba, pero en vez de rendirse, se propone trabajar arduamente con su equipo de especialistas, para implementar un proceso de atención exitoso.

Advertisement