El actor mexicano habla de su participación en la nueva versión de la exitosa telenovela Cuna de lobos que transmite actualmente Univision y nos revela, entre otras cosas, que su corazón ya tiene dueña. ¡Lee la entrevista completa!

Por Moisés González
Noviembre 12, 2019
Anuncio

A cuatro años de haber encabezado el melodrama Tierra de Reyes (2015), Gonzalo García Vivanco regresó recientemente a la televisión de habla hispana como protagonista de la nueva versión de la exitosa telenovela Cuna de lobos, historia que transmite Univision de lunes a viernes a las 9 p.m., hora del Este, con Paz Vega en la piel de la maquiavélica Catalina Creel. En entrevista exclusiva con People en Español el actor mexicano de 37 años habla de su participación en esta historia y nos revela algunos detalles interesantes sobre su vida que nos permitirán conocer más a la persona que se esconde detrás del artista. Y atención porque Vivanco nos confiesa, además, que su corazón ya tiene dueña.

¿Qué fue lo que más te atrajo en un inicio de participar en Cuna de lobos?
Lo primero la historia, luego trabajar con Giselle González [productora] y tercero el personaje.

¿Habías visto algo de la historia original?
Sí, cuando era chico recuerdo algunas imágenes viendo cómo Catalina Creel mataba a un policía cuando lo empujaba a una alberca, tiraba una podadora eléctrica y se electrocutaba.

gonzalo-garcc3ada-vivanco.jpg
Gonzalo García Vivanco.

¿Qué fue lo más complejo para ti a la hora de darle vida a José Carlos?
Lo más complejo para mí fue entrar un poco en la psicología. José Carlos es un buen hombre que cayó en las drogas, no por ser malo sino por todos los problemas y todo el sufrimiento que había tenido en su infancia y la raíz que era Catalina Creel, cómo lo alejó de su familia, de su padre y casi fue exiliado de su familia cuya escapatoria fueron los excesos: droga, alcohol, juego…

Si tuvieras que encontrar una similitud entre José Carlos y tú, ¿cuál sería?
La nobleza.

¿Qué supuso para ti tener como mamá en la ficción a Paz Vega?
Para mí fue impresionante porque es una actriz que admiro muchísimo. Fue una gran experiencia. Es una mujer entregada, profesional, respetuosa, amable con todo el mundo a pesar de ser una estrella. Fue una gozada total trabajar con ella. Disfruté cada momento fuera y dentro de escena.

¿Cómo recuerdas a día de hoy tus inicios como actor?
Como un joven inmaduro que apenas estaba conociendo esta carrera tan hermosa y entrando en un mundo que me encantó, en este mundo de la imaginación y el juego.

¿A qué personaje o proyecto le guardas más cariño y por qué?
Le guardo mucho cariño a todos mis personajes porque cada uno me ha llevado a ser lo que soy en mi trayectoria, cada uno me ha enseñando muchísimo. Es como preguntarle a un papá cuál es su hijo favorito. Es complicado. Cada personaje tiene su encanto y su complejidad.

¿Cómo se define Gonzalo García Vivanco?
Me defino como una persona en constante cambio y en busca de aprender más, de superarme. Soy una persona romántica, familiar y amante de los viajes y la exploración.

¿Qué te apasiona hacer en tu tiempo libre?
Leer, ver películas, pasarlo con mis amigos y con mi familia o viajar, simplemente cada vez que puedo viajo.

¿Cómo sería un día perfecto para ti?
Un día perfecto para mí sería salir de mi casa, con mi maleta e ir rumbo al aeropuerto con un destino nuevo que conocer.

Te vemos mucho presumir cuerpazo en redes, ¿qué tanto se cuida Gonzalo García Vivanco?
No me gusta tanto presumir, simplemente son fotos buenas, las últimas han sido como portadas de revistas que he hecho pero sí, sí me cuido. Soy un persona a la que le gusta comer sano. No es que lo haga por tener buen cuerpo sino porque me gustan los beneficios de comer sano. Soy un amante del ejercicio entonces es un estilo de vida para mí ya.

¿Cómo se encuentra tu corazón en estos momentos?
Con novia, feliz y enamorado.

¿Estás a tus 37 años donde te imaginabas estar?
Cuando era niño como entre los 12 y 15 años pensaba que 37 era ser un viejo, ya con familia, casado; luego a mis veintitantos los 37 no los veía tan mal, pero también los sentía como un señor mayor. A mis 37 ahora me siento mejor que a mis 30, con una madurez que la gozo en cada instante, con mucha energía, con muchos sueños y con toda una vida por delante.

Cuando se apagan los focos y regresas a tu vida normal y cotidiana, ¿qué te hace feliz?
Me hace feliz mi hogar, mi casa, mi gato, mi música, la lectura o también me hace feliz la otra opción que es estar empacando para irme de viaje.

Por último, ¿qué sería eso que muy poca gente sabe de ti?
Muy poca gente sabía de mí que ahora estoy en una relación o también que tenía la manía de morderme las uñas.