La actriz mexicana, quien interpreta a la hija de Itatí Cantoral en la nueva telenovela de Televisa La mexicana y el güero, habla con People en Español de su participación en esta esperada historia y nos cuenta cómo ha sido la experiencia de grabar la ficción en medio de la pandemia de coronavirus que estamos viviendo.

Por Moisés González
Julio 29, 2020
Anuncio

Gala Montes debutará el próximo mes de agosto en las pantallas de Televisa como protagonista juvenil de La mexicana y el güero, un melodrama con tintes de comedia en el que la joven actriz mexicana comparte créditos con Juan Soler e Itatí Cantoral, quien es su madre en la ficción. La telenovela, que comenzó a grabarse a principios de junio en México en medio de la pandemia, tiene muy emocionada a la también cantante por la oportunidad tan grande que supone para ella, además del reto actoral que le implica y que le ha sacado de su zona de confort. "Ha sido bastante impactante [grabar la telenovela] con toda esta situación pero es una bendición que hoy día tengamos trabajo y lo agradezco muchísimo", asegura la que fuera hija de Rafael Amaya en la exitosa superserie de Telemundo El señor de los cielos a People en Español.

¿Qué nos puedes avanzar del personaje?

Creo que nunca había interpretado a alguien así. Se van a entretener muchísimo. Es una niña sumamente egoísta y caprichosa y hace todo lo que esté en sus manos para lograr lo que quiere. Es hija de una mujer sumamente fuerte, determinante y objetiva y por ende su hija procura ser así; sin embargo sigue siendo joven. Es una chava que también quiere disfrutar de la vida, que quiere tener novio, que quiere reír, que quiere salir de fiesta. Le gusta mucho la fiesta y ha vivido un poquito reprimida porque se la ha vivido junto con su madre huyendo de todas estas estafas que han hecho a lo largo de su vida. Es una niña que tiene un poquito de esta ausencia de figura paternal y eso la hace no saber elegir muy bien a la persona con la que quiere estar y se enamora de un amor que no es correspondido y sufre mucho.

¿Cómo está siendo tener como mamá a Itatí Cantoral?

La verdad es que ha sido muy gratificante. Creo que hemos hecho una bonita conexión. Nos parecemos mucho en ciertas cosas y además ella es una mujer sumamente carismática, a donde llega te hace reír, entonces no es que haya mucha tensión en el set. De repente estás haciendo una escena con ella y te cuenta un chiste. Independientemente de todo esto, con lo que yo más me quedo de Itatí es que es muy cálida con los jóvenes que van comenzando. No es que yo esté empezando, llevo 13 años trabajando, pero me ha sido muy útil tener su apoyo en cada escena porque me ha hecho sacar lo mejor de mí y tener una buena réplica siempre ayuda. Es muy buena actriz y es un honor la verdad estar compartiendo set con ella porque aprendo todos los días, me río y exploramos muchas cosas. Creo que esta relación de madre e hija la van a odiar pero la van a amar al mismo tiempo.

¿Qué medidas se están tomando para evitar contagios?

Hay de todo: cubrebocas, caretas, tapetes sanitizantes, te toman la temperatura cada vez que entras a Televisa… La verdad es que todo ha salido bien hasta ahora y eso nos pone muy contentos porque poco a poco nos hemos ido relajando y hemos ido quitando esta tensión de estar trabajando en medio de una pandemia. Yo siempre digo que a los mexicanos nos toca lo peor de los peor. Nos tocan los peores escenarios con los peores representantes y nos toca salir adelante solos y eso es lo que nos hace tan grandes a los mexicanos a comparación de países primermundistas, que sabemos que nuestro país no está en esa numeración sin embargo siempre nos tocan las peores situaciones y siempre salimos adelante solos.

¿Qué tan difícil o raro está siendo trabajar en medio de una pandemia?

No ha sido fácil pero te puedo decir que ya me estoy acostumbrando. Ya una vez que me he dado cuenta de que no me he contagiado y que estamos bastante bien cuidados tomando las medidas necesarias me he relajado muchísimo más. Sí ha sido un poco raro y es un poco frustrante porque ahorita, por ejemplo, estoy en mi camerino, estoy trayéndome mi comida y como aquí en mi camerino sola, entonces el hecho de estar un poquito confinada a pesar de que estoy trabajando pues es difícil. A todos nos gusta convivir, nos gusta incluirnos con el crew, con los actores pero ahorita no se puede. Estoy segura de que a medida que vaya pasando el tiempo se van a ir aflojando las medidas de salubridad. Sí ha sido difícil pero me agrada que no nos hayamos detenido y que estemos haciendo un proyecto tan bonito como este.

La mexicana y el güero se estrena en México el 17 de agosto por Las Estrellas.