El actor colombiano recuerda sus inicios en esta exitosa telenovela de Telemundo y nos habla de la evolución que ha experimentado en la última década, tanto física como emocionalmente.

By Moisés González
September 05, 2018 09:28 AM

Francisco Bolívar era apenas un jovencito de 23 años cuando se adentró por primera vez en los zapatos del carismático ‘Jota’ en Sin senos no hay paraíso (2008). “Era muy inmaduro aún”, se sincera. Hoy, diez años después, ‘todo ha cambiado’. El actor colombiano no solo se ha transformado físicamente gracias al deporte, sino también emocionalmente. “Hoy veo la realidad desde otro punto de vista”, reconoce. En entrevista exclusiva con People en Español el intérprete de 33 años recuerda sus inicios en esta exitosa historia de Telemundo y nos habla de la evolución que ha experimentado en la última década. Bolívar, además, nos cuenta las similitudes que guarda con el personaje.

¿En qué te pareces a Jota?
Yo creo que en el humor. Jota es un personaje inocente, caritativo, pero es quien le pone como el tinte cómico a las situaciones tensas en la serie. Yo también amo hacer comedia y amo estar riéndome todo el tiempo. Disfruto mucho hacer reír a las personas, poder sacarles una sonrisa con cualquier tontada o estupidez que diga.

Hace 10 años que interpretaste por primera vez a este personaje…
Parece que fue ayer (risas). El tiempo pasó muy rápido y ahorita que me lo recuerdas caigo en cuenta porque uno con el quehacer diario ni se acuerda de esas circunstancias, pero sí han pasado 10 años desde que hicimos la primera temporada también para Telemundo, que en su época también fue un hit para la cadena.

¿Cómo fue que llegaste a este proyecto? ¿Lo recuerdas?
Llegué de una manera muy chistosa porque mira que yo hacía televisión en Colombia, actuaba, había hecho cine, pero a mí Telemundo me parecía un poco extraño porque en aquella época se veía el famosísimo novelón y las actuaciones un poco llevadas al extremo, no tan reales como hoy las vemos en la actualidad en las producciones de Telemundo. Entonces yo en esa época veía a los actores desmedidos, sin ánimo de criticar, pero muy alejados de lo que yo había estudiado. Entonces cuando a mí en aquella época RTI, que la hacía para Telemundo, me dijo que si hacía el personaje créeme que no tuve las ganas 100% de hacerla. Pero si hubiera dicho que no definitivamente no estaría disfrutando de estas mieles tan bonitas que tiene Sin senos... de éxito. Hoy por hoy le he dado la vuelta a mi mente y a esa perspectiva que tenía de Telemundo y hoy amo a ese personaje con mi vida entera y amo a esta cadena por todo lo que nos ha dado como artistas a quienes hemos hecho parte de la serie.

¿Qué tanto sientes que has cambiado en estos 10 años?
En la parte física llevo 8 años entrenando. Empecé a entrenar por situaciones emocionales, digamos que un poco como salida a muchos desafíos emocionales diarios con los que vivimos. Pero ya son 8 años. La gente un poco se confunde al verme en las redes sociales y dicen ‘pero bueno ¿este es el mismo que hace de Jota?’ o ‘¿cómo así en una semana se volvió musculoso?’ o como lo he leído ‘¿qué se habrá metido?’ Y no, llevo ya 8 años en este mundo del deporte y por eso se ve el cambio físico. El equipo de vestuario hizo un gran trabajo en Colombia. Me ponen ropa ancha para que a Jotica no se le vean mucho los músculos.

¿Y en el terreno emocional?
Cuando hice la primera temporada tenía yo, si mal no recuerdo, 22 o 23 años. Era muy inmaduro aún. Inmaduro en el buen sentido de la palabra. No tenía tanto mundo recorrido, con algunos sueños en la cabeza, con algunos miedos. Hoy todo ha cambiado. Hoy veo la realidad desde otro punto de vista, tomando un poco las cosas más con calma, pero siento que lo más importante es que el éxito no lo agarre a uno con los pies en el aire sino en la tierra y nunca olvidarnos de que esto no es solamente de uno como actor, esto se debe a un trabajo en equipo. La serie no es un personaje, es un trabajo en conjunto y se debe a muchas personas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

¿Cómo te definirías?
Me defino con los pies en la tierra. Sin senos… es un éxito de todos y hay que disfrutarlo y hay que saberlo aceptar y siempre agachando la cabeza ante las personas que tienen más experiencia que uno y que saben más de este medio que uno.

¿Cuál sería esa parte de Francisco que el público pudiera conocer menos?
Todo el mundo en las redes sociales mostramos que somos felices, que tenemos una vida estupenda, que viajamos, que comemos delicioso, que tenemos un cuerpo divino, que vamos a cenar a los mejores restaurantes, que estamos en las mejores fiestas; pero también yo siento que las redes sociales se deben prestar para mostrarle a la gente un poco de nuestra realidad. Que uno, a pesar de aparecer en una pantalla, tiene sus días emocionales bajos, depresión, que no quieres hablar con nadie, que peleaste con tu novia, con tu mamá, con tu familia… Que somos seres de carne y hueso, que somos reales. Nada nos hace diferentes, tal vez un artículo o una entrevista nos pone en otro estatus que no es realmente. Nosotros somos seres comunes y corrientes y por eso yo creo que en mis redes sociales trato de mostrarme como soy ante la gente.

Sin senos sí hay paraíso se transmite a las 9 p.m., hora del Este, por Telemundo.

Advertisement


EDIT POST