Francisca Lachapel interpreta a Amanda Bandida en Despertar contigo, historia que marca su soñado debut en las telenovelas.

Por Moisés González
Updated diciembre 20, 2016
Anuncio
Instagram Novelas de Univisión

De niña Francisca Lachapel jugaba frente al espejo de su casa en República Dominicana a imitar a las protagonistas de sus telenovelas favoritas, entre ellas Daniela Luján y Belinda. “Yo era la típica niña que se miraba al espejo, se hacía peinados y hablaba como loca fantaseando con estar algún día en una telenovela”, recuerda la reina de Nuestra Belleza Latina 2015 a People en Español.

Ahora, tras años de mucho trabajo y esfuerzo, es ella la que hace soñar a otros a través de su personaje, Amanda Bandida, en la comedia romántica Despertar contigo (Univisión), historia que marca su debut en las telenovelas.

“Dios me lo dio de una manera perfecta porque siempre dije que quería ser villana y esta es una novela que se presta para una villana light porque es una comedia romántica. En realidad Amanda es mala pero tiene como su lado simpático”, reconoce.

Tu primera vez en una telenovela. ¿Cómo te recibió el elenco?
Todos fueron muy lindos. Pedro Damián [el productor] está rodeado de gente muy buena. Yo siempre se lo dije en el tiempo que estuve allá. El equipo fue maravilloso. Daniel [Arenas] fue muy lindo conmigo, [Aura] Cristina Geithner, Enoc Leaño… Todos ellos fueron tan humanos, tan simpáticos y tan cálidos conmigo. Me ayudaron mucho porque al principio estaba muy pero muy nerviosa. Recuerdo que llegué a México un día y a la mañana siguiente ya me tocaba grabar. Me dieron un libreto grandísimo y me dijeron “te lo tienes que aprender de memoria”. También era un poco difícil porque trabajaba todas las mañanas en Despierta América (Univisión), pero al final cuando estás haciendo lo que te gusta no hay sueño ni cansancio que valga.

¿Qué fue lo que más disfrutaste del personaje?
La locura de Amanda. Es chistoso de vez en cuando pretender ser alguien que no eres y creértela. También disfruté mucho el pelucón que cargaba, los vestidos supersexy y el pretender ser una cantante de música regional mexicano. Todo eso fue muy divertido para mí.

¿Y lo más difícil?
Los besos. Lo más difícil fue besarme con Enoc Leaño [Othón Alcalá]. Él es mucho mayor que yo y nada más llegar me tocó grabar una escena de beso con él. Lo bueno de trabajar con profesionales como ese señor es que entendía perfectamente que yo estuviera nerviosa. Entonces fue muy lindo conmigo. Empezó a platicar de temas superinteresantes. Me pareció divino. Por un momento pensé que estaba enamorada de él y quería que me besara en la vida real. Espero no meterme en problema porque yo creo que él está casado pero eso fue solamente gracias a la comodidad y a la confianza que él me transmitió. Siempre fue súper respetuoso conmigo.

¿Cómo has sentido la respuesta del público?
Superbien. A la gente le ha encantado. Eso también me asustaba mucho porque como la gente ama a Mela yo pensaba que no les iba a gustar Amanda. Pero los comentarios han sido muy buenos. No me queda nada más que estar agradecida con ese público hermoso que de verdad sin ellos yo no estuviera aquí y que siempre me apoya en lo que sea que haga.

Soñabas desde niña con una oportunidad como esta. ¿Resultó como te la imaginabas?
Es mucho más difícil de lo que uno piensa. Son muchas horas de trabajo, de sacrificio, de esfuerzo de parte de mucha gente tanto detrás de cámara como enfrente. El televidente lo disfruta en un minuto pero ese minuto que estás al aire representa todo un día de trabajo. Pero también fue una experiencia más enriquecedora de lo que yo imaginaba. Aprendí mucho como persona en esos dos meses que estuve viviendo en México y también como profesional. Fue única la experiencia en todos los sentidos.

Las grabaciones ya finalizaron. ¿Te veremos pronto en otra telenovela?
Yo le pido a Dios todos los días que no sea la última. Espero que se repita pronto. Ahora, por el momento, estoy muy concentrada en Despierta América y continúo preparándome. Solamente tengo un año y medio en televisión. Todavía me falta mucho por aprender y crecer.

Despertar contigo se transmite de lunes a viernes a las 8 p.m., hora del Este, por Univisión.