El reconocido actor de Televisa llegó a la vida de Federico cuando este era apenas un niño luego de que su padre biológico se quitara la vida cuando el galán de Médicos tenía 4 años.

Por Moisés González
Septiembre 03, 2020
Anuncio

En poco más de un lustro, Federico Ayos ha logrado construir una exitosa carrera artística en México con participaciones en telenovelas como La candidata, Mi marido tiene familia y El dragón. Su último trabajo, Médicos línea de vida, donde da vida al anestesiólogo Rafael Calderón, se transmite actualmente por Univision de lunes a viernes en horario estelar.

Aunque muchos no lo saben, Ayos heredó su pasión por el mundo de la interpretación de sus padres, dos reconocidos actores argentinos que también han hecho carrera en México.

Federico Ayos es Rafael en Médicos, línea de vida
| Credit: Cortesía TELEVISA

Su madre, Mónica Ayos, lleva dos décadas inmersa en el mundo de la interpretación y ha participado en exitosos melodramas de Televisa como Triunfo del amor y Las amazonas.

Mónica era una jovencita cuando lo tuvo y desafortunadamente las circunstancias que rodeaban en ese momento su vida no eran las más idóneas ya que el padre biológico de Federico "tenía una clara enfermedad a las adicciones, con el alcohol y con otras sustancias", según compartió el propio actor en una reciente entrevista con la periodista mexicana Mara Patricia Castañeda.

"Después pasaron los años mi madre se escapa de todo ese mundo oscuro en el que estaba y yo me enteré como a los cuatro años más o menos que mi papá había fallecido, que se había quitado la vida. No me enteré a los cuatro que se había quitado la vida eso fue un poquito después", explicó Ayos, quien tiene medio millón de seguidores en Instagram.

Diego Olivera, el hombre al que realmente considera como su padre y actual esposo de su madre, llegó a su vida cuando apenas era un niño de 8 años y, aunque los inicios entre ambos no fueron fáciles, hoy el actor no se imagina su vida sin la presencia de Diego.

Federico Ayos y Diego Olivera
| Credit: Mezcalent; Cortesía TELEVISA

"A Diego sí se la hice un poco de cuadritos. No éramos compatibles. Ese era el problema que teníamos con Dieguito. Él era una persona muy estructurada y yo era una persona muy desestructurada, no me importaba nada, era un niño medio mal hablado. Creo que en la adolescencia pudimos empezar a encontrar muchos más puntos en común y obviamente yo también necesitaba esa imagen masculina en mi vida después de tantos años de estar conviviendo así con mi madre", reconoció Federico, quien hoy tiene una relación ‘muy linda’ con el actor de telenovelas como Triunfo del amor Hasta el fin del mundo.

"No le digo papá pero es mi papá, o sea no le quitaría ese lugar nada más por no decírselo. Y es una de las personas que me dio muchísimas herramientas para llevar la carrera de la manera que la llevo hoy, para llevar mi vida económica, toda la parte que yo carecía porque era un desastre él me trajo todos estos límites que a lo mejor en su momento pueden parecer rigurosos pero hoy en día de alguna manera me forman como el hombre que soy".