El aclamado drama tuco protagonizado por la niña de Todo por mi hija, Beren Gökyıldız, que aterrizó este lunes en Univision logró tocar las fibras más sensibles de los televidentes.
Anuncio
Madre
Beren Gökyıldız, protagonista de Madre
| Credit: UNIVISION

Las vidas de una joven maestra con un trágico pasado y una niña víctima de abuso físico y emocional en su casa se entrecruzaron este martes en el gran estreno de Madre, la aclamada telenovela turca protagonizada por la niña de Todo por mi hija, Beren Gökyıldız, que aterrizó anoche en Univision a las 10 p. m., hora del Este, en sustitución de La desalmada.

El primer capítulo de esta conmovedora y atípica historia que aborda el maltrato infantil no dejó indiferente a nadie, logrando tocar las fibras más sensibles de la audiencia, como reflejan los comentarios que vertieron los televidentes en las redes sociales al término del episodio.

"Muy triste, nos dejó con el corazón apachurrado", escribió una usuaria de Instagram sobre las desgarradoras escenas que se mostraron durante el primer capítulo.

"Lloré y quería meterme en la pantalla y protegerla, esa es la realidad de muchos de nuestros niños", comentó por su parte otra televidente en la citada red social.

Las escenas de la telenovela que también protagoniza Cansu Dere en la piel de Zeynep llegan a ser tan duras que hubo más de un televidente que reconoció que le costaba seguir viéndola.

"Lo más duro es ver cómo la mamá la deja en una bolsa de basura, hasta ahí la pude ver. Luego no aguanté más en terminarla", llegó a sincerarse otra persona.

Aunque su inicio resulta ser bastante fuerte e impactante, Madre, tal y como avanzó Univision días atrás por medio de un comunicado de prensa, no deja de ser "una historia de resiliencia y optimismo que muestra que incluso en los momentos más funestos siempre hay esperanza".

"Lloré mucho por la niña, no me quiero imaginar los demás capítulos", se puede leer en otro de los incontables comentarios que se vertieron a través de las redes sociales.

A diferencia de la mayoría de las telenovelas que estamos acostumbrados a ver en el horario de máxima audiencia de la televisión hispana, que narran una historia tradicional de amor; Madre se centra en un tipo diferente de cariño que explora diversos tipos de maternidad.

El drama inicia cuando Zeynep (Cansu Dere), una joven con un pasado trágico, se da cuenta de que una de sus estudiantes, la inocente Melek (Beren Gökyıldız), esconde una herida profunda pues es víctima de abuso físico y emocional en su casa. Cuando la sociedad le da la espalda a la niña, la maestra decide tomar medidas al respecto y opta por huir con la pequeña alumna a Estambul, emprendiendo así un viaje lleno de desafíos que le hará enfrentar su pasado. 

Madre se convirtió en la serie más exportada del año 2018 en Turquía.

La ficción también fue la telenovela turca más vista en España en 2018.