La protagonista de la exitosa telenovela de Telemundo Betty en NY se encuentra viviendo desde principios de año en Los Ángeles en busca de una oportunidad que le permita adentrarse en el mercado inglés tras firmar con UTA, una de las principales compañías de talento del mundo.
Anuncio

Nada más concluir al aire Betty en NY en agosto del año pasado, a Elyfer Torres, su protagonista, le entró una especie de crisis existencial. “Varias personas me habían dicho ‘es que ese personaje es tan fuerte, te vas a quedar ahí para siempre’ y a mí me empezó a dar como una ansiedad horrible”, reconoce a People en Español la joven actriz mexicana de 23 años, quien temía en un inicio no poder lograr desprenderse del personaje.

Su temor inicial, sin embargo, desapareció apenas un mes después del final de la exitosa telenovela de Telemundo cuando fue seleccionada para formar parte del elenco de la segunda temporada de Enemigo íntimo.

“En los primeros días de octubre yo ya estaba grabando la serie y ahí ya me tranquilicé muchísimo”, asegura Elyfer, quien reconoce que no fue fácil que le dieran la oportunidad de participar en la serie ya que en un principio desconfiaban de que pudiera dejar atrás a Betty. “Marcos Santana [presidente de Telemundo Global Studios] me decía ‘es que quiero verte en el casting pero tengo miedo, o sea como que acabas de vivir a Betty demasiado tiempo’. Y yo le pedí que me dejara hacerlo y que cuando me viera decidiera”.

Betty fue como la que me dio el impulso para lograr mis sueños, tanto el proyecto como el personaje

La actriz finalmente pudo hacer su casting y el resultado dejó a todos sorprendidos. “Me dijeron ‘qué cañón que sí cambias mucho’ porque además fui con otro look completamente diferente”.

Adiós a Betty

Así fue como Elyfer logró quedarse en el proyecto y comenzó a darle vida en México, su país natal, a este nuevo personaje que es completamente opuesto a Betty.

“A mí como actriz me hace muy feliz porque puedo enseñarle al público que puedo hacer algo muy diferente, desde otro lugar mucho más violento que es lo que vive Alicia, mi personaje”, avanza sobre su participación en esta historia que verá la luz a mediados de año por las pantallas de Telemundo.

Su regreso a México tras permanecer casi un año residiendo en Miami tenía, no obstante, sus días contados. Aunque su familia aún no lo sabía, mucho antes de comenzar a grabar la superserie Enemigo íntimo la actriz había tomado la decisión de mudarse a principios de año a Los Ángeles para probar suerte en Hollywood. Algo con lo que soñaba desde niña pero que no cobró fuerza hasta que el año pasado participó en un concierto benéfico en Los Ángeles y pudo conocer a los que hoy en día son sus mánager, lo que la llevó a firmar más tarde con UTA (United Talent Agencia), una de las principales compañías mundiales de talento y entretenimiento del mundo. “Fue un sueño porque para mí UTA era un sueño desde hace mucho tiempo”, reconoce emocionada Elyfer.

Nueva vida

Apenas unos meses después Elyfer ya estaba empacando sus maletas y dejando atrás su México natal para poner rumbo a Los Ángeles lista para comenzar una nueva vida.

“Llevo tres semanas y es muy loco porque ni siquiera tengo departamento. Estoy en casa de una tía que vive en Los Ángeles, pero estoy muy feliz”, afirma ilusionada.

Su sueño, reconoce, sería poder participar en un proyecto en inglés con alguna casa productora “y representar a los y las latinas en Estados Unidos porque creo que no hay suficiente representación de los y las latinas en Estados Unidos”. “Me gustaría formar parte de un proyecto que unifique a todas las culturas porque eso es lo que verdaderamente somos”.

La actriz tampoco oculta su deseo de llegar a trabajar algún día con el reconocido comediante mexicano Eugenio Derbez. “Lo admiro muchísimo y la manera de hacer su crossover fue tan perfecta porque no olvidó ninguno de los dos mercados y creo que esa es la manera de crecer como artista y como ser humano”, asegura la actriz.

Elyfer es consciente de que el camino para lograrlo puede llegar a ser largo y complicado, pero no está dispuesta a quitar el dedo del renglón hasta conseguirlo.

“Así como me costó llegar a Betty probablemente me cueste llegar a un personaje en inglés, no lo sé, pero estoy dispuesta a tomar ese riesgo y a que tarde lo que tenga que tardar”, asevera.

Aunque no oculta su deseo de debutar en Hollywood y actuar en series y películas en inglés, entre los planes de Elyfer no está olvidarse del mercado latino. “Tengo dos agentes y me pusieron una tercera que va a manejar el mercado latino. Sé que cuando salgan voy a seguir haciendo cosas allá”.

Y es que su meta, deja claro, independientemente de que el proyecto sea en inglés o en español, es lograr que la gente disfrute y sea feliz mientras ve su trabajo, como sucedió con Betty en NY, un proyecto que, sin duda, marcó un antes y un después tanto en su carrera como en su vida.

“Además de exponerme a que muchas personas vieran mi trabajo, Betty fue como la que me dio el impulso para lograr mis sueños, tanto el proyecto como el personaje. Creo que las dos cosas me ayudaron muchísimo a crecer y a no tener miedo de ser yo”.