La inolvidable Valeria del exitoso melodrama de Telemundo El cuerpo del deseo lleva casi una década sin pisar un set de grabación. Así es su nueva vida ahora.

Por Moisés González
Diciembre 18, 2020
Anuncio

En 2011, mientras grababa la telenovela juvenil Grachi (Nickelodeon), Diana Osorio se reencontró con un amor del pasado y el rumbo de su vida cambió para siempre. "Era mi novio desde El cuerpo del deseo, pero decidí en ese momento darle prioridad a mi carrera", asegura la actriz mexicana. "Cuando me vuelvo a encontrar con esta persona por la que ya tenía sentimientos desde esa época, empezamos a salir y ahí surgió el amor [nuevamente]", cuenta Diana, quien en esta ocasión sí decidió apostar fuertemente por la relación. "Decidí que lo mejor era dedicarme a construir algo en mi vida personal porque los proyectos van y vienen, pero una familia es tu base. Para mí es importantísimo", asevera la inolvidable Valeria del citado melodrama de Telemundo. Lo que siguió después fue la boda y con ella el inicio de una nueva vida que la mantiene desde entonces alejada del set de grabación.

Hoy, a casi diez años de su retiro voluntario de la televisión, Diana reside junto con su esposo y su hija de 6 años en Nueva York, donde lleva una vida de lo más tranquila como ama de casa.

Diana Osorio, así luce en la actualidad
| Credit: Cortesía

"Me levanto, hago el desayuno para la familia, si tengo que llevar a mi hija al colegio la llevo, me voy a caminar a Central Park, hago mis compras de supermercado, cocino…", describe.

Ahora que su hija ya está creciendo y no depende tanto de ella como antes, Diana no descarta volver a actuar siempre y cuando el proyecto le permita seguir estando cerca de su familia.

"Algo que te tome a lo mejor de grabación una semana, un mes, pero no diez meses de tu vida como es en las novelas o en las series. Eso sí me llama la atención: una participación en cine", comenta. "Voy a empezar a manejarme con algún mánager en Nueva York, a alguien que le diga: 'Esta es mi carrera, esta es mi vida, la quiero dirigir hacia acá, qué posibilidades hay de que yo pueda trabajar sin que sea demasiado absorbente'. Y no me importa si son participaciones pequeñas, mientras que yo sea feliz", reconoce.

Diana Osorio, foto actual
| Credit: Cortesía

A pesar de no pisar un set de grabación desde hace casi una década, la actriz continúa vigente en la televisión gracias a las retransmisiones de las exitosas telenovelas en las que participó, entre ellas El cuerpo del deseo, melodrama que grabó en 2005 en Miami y que protagonizaron la fallecida actriz mexicana Lorena Rojas y Mario Cimarro.

"Hice el casting en México, les interesé y me trajeron a Miami. Yo no le tenía mucha fe al proyecto porque no entendía muy bien el tema de la reencarnación, pero dije: 'Hagámosla y que Dios nos bendiga'", confiesa años después. "Me emocionaba mucho [vivir en] Miami, una ciudad diferente, un clima más cálido, entonces dije: 'Vamos a probar'".

Diana Osorio y Andrés García en El cuerpo del deseo (2005)
| Credit: Cortesía

A día de hoy, Diana aún se sigue sorprendiendo de que la gente la siga reconociendo gracias a esta telenovela que grabó hace 15 años y de la que guarda los mejores recuerdos.

"Todavía camino y de repente me detiene gente de Rusia, de otros países, y me dicen: 'Tú eres tal'. El cariño de la gente es bien gratificante. A casi tres lustros estar vigente en pantalla sin estar es una gran recompensa también", admite la actriz, quien no tiene ningún perfil en las redes sociales.

Aunque la visibilidad que le dio el melodrama fue impresionante, Diana reconoce que el personaje no le implicó un reto demasiado grande ya que se asemejaba mucho a su forma de ser.

"Se parecía mucho a mí, entonces como actriz no siento que me implicó un reto. Acorralada sí", destaca Diana del melodrama de Venevisión en el que trabajó en 2007 junto a William Levy.

Diana Osorio
| Credit: Cortesía

"William en ese momento no tenía tanta tabla. A él le salía mucho el acento cubano y aquí en Miami lo que pedían es que se hablara como mexicano, entonces obviamente una mexicana le ayudaba a neutralizar el acento. Yo tengo técnicas que nos enseñaron a nosotros en el CEA [Centro de Educación Artística de Televisa], entonces le daba tips", rememora.

Diana, quien desde niña comenzó a mostrar interés por el medio artístico sin saber que terminaría siendo su profesión, conserva varias amistades de la época de El cuerpo del deseo.

"Soy muy amiga de Pablo Azar [Simón], con Martha Picanes [Rebeca] de pronto la llamo pero siempre está como ocupada, ahora de vez en cuando me hablo con Vanessa Villela [Ángela]", comparte la actriz, quien lamenta no haber podido conocer más a Lorena Rojas. "Cuando falleció me dio mucha tristeza".