El actor argentino actuará junto a su esposa Carolina Laursen en 100 días para enamorarnos, la nueva comedia romántica de la cadena de habla hispana.

By Moisés González
February 28, 2020

Geraldine Bazán no es la única famosa que compartirá escena con un familiar, en este caso su hija, en la nueva telenovela de Telemundo 100 días para enamorarnos. Uno de los protagonistas de la historia, el actor argentino David Chocarro, también actuará en esta esperada comedia romántica con una de las mujeres más importantes de su vida, su esposa Carolina Laursen.

La actriz y escritora argentina realizará una participación especial en esta telenovela que también encabezan Mariana Treviño, Ilse Salas y Erick Elías bajo la dirección de Miguel Varoni.

Emocionado de compartir set de grabación con su esposa, Chocarro no dudó en presumir de la bella compañía de la madre de sus dos hijas a través de las redes sociales.

“Hoy el set de 100 días para enamorarnos está más lindo que nunca con Carolina Laursen”, escribió el intérprete de 39 años por medio de su perfil de Instagram.

Aunque aún no han trascendido los detalles del personaje que interpretará en la citada ficción, la propia Carolina adelantó en sus redes sociales que será una chica de nacionalidad argentina.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Padres de dos hermosas niñas, Allegra y Brigitta, Chocarro y Laursen conforman una de las parejas más sólidas dentro del medio del espectáculo.

100 días para enamorarnos aterrizará dentro de pocos meses en el prime time hispano para contarnos la historia de dos buenas amigas, Constanza Franco (Salas), una abogada exitosa y sofisticada, madre y esposa; y Remedios Rivera (Treviño), una madre y esposa cariñosa que, a diferencia de su amiga, es un espíritu libre que no logra mantener su vida en orden.

Tras 20 años de matrimonio, ambas deciden separarse de sus respectivos esposos.

A Remedios todo se le junta cuando decide separarse de su actual marido y reaparece su primer amor. Mientras tanto, Constanza llega a un acuerdo con su esposo de tomar un descanso de 100 días.

Una vez que transcurra ese tiempo, deberán decidir si mantendrán o no el matrimonio.

Advertisement