La actriz participa en la serie La bella y las bestias (Univision) y es novia del actor Arap Bethke, a quien conoció mientras trabajaba en La piloto.

By Moisés González
August 30, 2018 11:31 AM

Hermana menor de los reconocidos productores mexicanos Fernando y Billy Rovzar, Ivana de María creció literalmente en un set de grabación. “Me acuerdo que de chiquita ayudaba a mis hermanos… Yo era su asistente, de todo. Y recibía a los actores que llegaban a hacer casting en la oficina improvisada”, rememora la actriz, quien hoy a sus 26 años se abre camino en México y Estados Unidos con uno de los nuevos talentos jóvenes del cine y la televisión, tanto delante como detrás de cámaras ya que también es productora y escritora. “Hay veces que la gente piensa que mis logros son resultado de ser hermana de ellos, como si fuera así de fácil. El mundo del entretenimiento es un mundo muy complicado y difícil, aunque alguien te ayude a entrar al cuarto de casting, si te escogen y si eres exitosa en tu profesión depende 100% de ti”, se sincera.

Tras participar el año pasado en la primera temporada de La piloto (Univision), Ivana da vida actualmente a un personaje antagónico en la actual producción estelar de Univision La bella y las bestias. “Me divirtió mucho el personaje y me hizo crecer como persona”, asegura.

En el terreno personal la actriz lleva casi dos años de noviazgo con el también actor Arap Bethke, a quien conoció mientras ambos trabajaban en la primera temporada de La piloto. “Admiro mucho su forma de ser y sus ganas de querer su mejor versión todos los días”, afirma sobre su galán.

En entrevista exclusiva para People en Español Ivana de María habla de su participación en La bella y las bestias y nos cuenta cómo fueron sus inicios en el mundo artístico. Además, la actriz nos revela cómo fue que se dio el romance con Bethke y otros detalles sobre su vida.

¿Cómo definirías a tu personaje en La bella y las bestias?
Mi personaje es una de las antagonistas, digamos que es una ‘mini’ bestia. Marcia Vega es una mujer de 17 años. Es hija del Cafetero, Ignacio Vega, y su mamá se murió cuando ella era chica, entonces creció en un mundo de hombres. Siempre rodeada de hombres y de gente ‘mala’, ella creció con valores equivocados. Es una buena persona con un corazón grande pero es víctima de su propio padre y de la educación que este le inculcó desde chica. Lo único que Marcia busca es amor, pero sus maneras de buscarlo no siempre son las más decentes. Usa mucho su sexualidad y su feminismo para intimidar a los hombres que siempre la rodean. Marcia es más sensible de lo que parece y la verán en situaciones y facetas muy diferentes a través de su historia.

¿Qué es lo que más te gustó a la hora de darle vida?
Como actriz, un personaje antagónico es como un regalo. Cada personaje te hace crecer mucho, tanto actoralmente como personalmente, y los antagónicos te dan una oportunidad de crecimiento todavía más grande. Como actriz tienes que poder entender el razonamiento y la justificación de tu personaje. No tienes que estar de acuerdo con ellos pero tienes que poder entenderlo. Eso es lo que más me gusta de esta profesión, la oportunidad de explorar diferentes puntos de vista, y entre más alejados a tu realidad están estas perspectivas, más creces como persona al interpretarlo. En el caso de Marcia, me divirtió mucho el personaje y me hizo crecer como persona.

¿Existe algún punto en común entre Marcia y tú?
Como actriz siempre encuentras similitudes con tus personajes y conectas con ciertas cosas que hacen que la actuación se vuelva personal a ti. Me identifico con su amor por la familia y lealtad hacia ella. En cierta manera también me identifico con su constante lucha de poder en un mundo de hombres. Vive con miedo de perder esta autoridad o poder y aunque no es mi caso exactamente, creo que las mujeres en general viven con este problema muchas veces.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

¿Cuándo tomas conciencia de que quieres dedicarte al mundo de la actuación?
Toda la vida crecí cerca del set. Me acuerdo que de chiquita ayudaba a mis hermanos en su primera producción de Matando Cabos. Yo era su asistente, de todo. Y recibía a los actores que llegaban a hacer casting en la oficina improvisada… Siempre me ha dado curiosidad la vida de otras personas y lo que pasa en sus mentes. Siempre me ha interesado escuchar historias y contar historias. Creo que al final del día de eso se trata esta profesión. Desde chica dije que quería dedicarme a la actuación, sin embargo también tenia otros intereses académicos que aunque no me quería dedicar a ellos si quería aprenderlos. Decidí estudiar Finanzas y derecho en la universidad, pero siempre con el plan de enfocarme en actuación una vez que terminara mi licenciatura, y así fue.

¿Qué tanto sientes que han influido tus hermanos, los productores Fernando y Billy Rovzar, en tu decisión de ser actriz?
Mas que en la decisión de ser actriz, influenciaron mucho en mi decisión y fuerza de seguir mis sueños. Son mis fans 1 y yo de ellos. Siempre han creído en mí y en mi capacidad no solo de actuar si no de lograr mis metas. Agradezco mucho el tenerlos en mi vida y que me guíen en mi camino profesional.

¿Ayuda o perjudica ser hermana de reconocidos productores mexicanos a la hora de construir tu propio camino en el mundo de la interpretación?
Me han pasado las dos situaciones. Hay veces que la gente piensa que mis logros son resultado de ser hermana de ellos, como si fuera así de fácil. El mundo del entretenimiento es un mundo muy complicado y difícil, aunque alguien te ayude a entrar al cuarto de casting, si te escogen y si eres exitosa en tu profesión depende 100% de ti. De tu talento y de tu dedicación. Billy una vez me dijo, la suerte se define como el momento en el que la oportunidad y la preparación se unen. Sin las dos cosas no hay nada. Entonces, por más que me dieran oportunidades, el estar preparada cuando llegue esa oportunidad depende 100% de mí. Hay veces que llevar el nombre de mi familia me abrirá una puerta o me ayudará a que me contesten el teléfono, y acepto la ayuda, cualquier ayuda, sea de mis hermanos o de quien sea. Pero lo que pase en ese cuarto de casting o lo que pase en esa llamada, mi éxito o fracaso, siempre va a depender de mí.

¿Cuándo fue la primera vez que te pusiste profesionalmente frente a una cámara?
Por diversión toda la vida. Hacia shows en mi casa desde los 5 años (risas), pero profesionalmente fue después de que termine la universidad en Boston y me mudé a Los Ángeles. Tenía 22 años y fue cuando hice mi primer cortometraje, Switch Hitter.

Tu trabajo en La piloto te llevó el año pasado a conocer a tu actual novio Arap Bethke, ¿cómo fue que se dio el romance entre ustedes?
Yo tenía 7 meses de embarazo en un helicóptero. Él me secuestró y me abandonó en la selva (risas). Así nos conocimos, haciendo esa escena. Empezamos a hablar en el set y no paramos de hablar horas y días. Y pues todavía no terminamos de hablar. Terminamos de grabar La piloto y yo me fui de viaje, hablamos por teléfono como un mes, absolutamente todos los días. Nunca había tenido tanto de qué hablar con alguien. Todavía hablamos horas al día, todos los días.

¿Qué es lo que te enamoró del actor?
Su curiosidad de la vida y su sentido del humor. Me hace reír como nadie en el mundo. Y me motiva a aprender cosas nuevas todos los días. Admiro mucho su forma de ser y sus ganas de querer su mejor versión todos los días. Me encanta que es mi novio, mi mejor amigo, mi compañero de trabajo, mi compañero de viajes… Todo.

¿Cómo te defines?
Soy una persona con mucha pasión por lo que hago y muy organizada, las cosas que me propongo las cumplo. Cuando me encuentro con obstáculos o dificultades intento buscar soluciones. Creo en la importancia de conocer las reglas pero también creo que en el mundo en el que vivimos hoy, las reglas no existen como antes. Me gusta encontrar maneras nuevas de hacer las cosas. Me gusta ayudar a la gente en todo lo que pueda y creo mucho en el dar y recibir. Aunque me gusta estudiar y me considero una persona culta, muchas veces las cosas
que hago son basadas más que nada en mi intuición. Soy muy ambiciosa y agradecida con la vida por las oportunidades que me ha dado. Al principio de mi carrera me costaba trabajo ser paciente porque me gusta ser eficiente y ver resultados pero he aprendido a ser paciente y a disfrutar el proceso de las cosas. Por lo mismo de ser ambiciosa a veces me encuentro haciendo demasiado al mismo tiempo y al hacer esto el estrés y el cansancio acaban siendo mi peor enemigo. En términos de actuación, tengo muchas facetas. Lo considero algo bueno
porque con cada personaje cambio tanto física como emocionalmente a un grado irreconocible. Por otro lado mucha gente no me reconoce por lo mismo.

¿Qué es lo que más te gusta hacer en tu tiempo libre?
Aprender. Me encanta la idea de aprender. Especialmente cosas que no necesariamente tienen que ver con mi profesión. Me encantan los idiomas y siempre estoy en el proceso de aprender uno nuevo. En este momento específico estoy aprendiendo Ruso. Mi mayor hobbie es ver series de televisión. Me encanta. Es mi tiempo sagrado. Cuando me siento a ver una serie que me gusta, lo disfruto plenamente. Veo de todo. Viajar. Me encanta viajar y creo que es importante conocer el mundo que nos rodea. Me fascina ir a lugares nuevos y hablar con locales y escuchar sus historias.

5 cosas que no sabes de Ivana de María

Fotógrafo: Anairam

1. Tiene un mechón blanco de nacimiento, un birthmark, en el pelo. “Lo heredé de mi tío abuelo que le decían ‘El Tigre’, precisamente por el mechón que tenía. Lo tuve toda la vida y me lo pinto por razones de actuación pero siempre regresa”.

2. Le encanta bailar, hip hop específicamente. “Estudié y bailé hip hop 9 años y quería ser bailarina profesional de chiquita”.

3. Habla español, inglés, italiano, francés y está aprendiendo ruso. “Me encantan los idiomas”.

4. Le operaron del corazón cuando tenía 1 año. “Tengo una cicatriz grande en mi espalda”.

5. Estudió Finanzas y derecho en la Universidad de Boston. “Si no fuera actriz sería abogada. Me encanta”.

Advertisement


EDIT POST