August 31, 2017 11:17 AM

 

Si algo tenía claro Eva Cedeño cuando apenas era una niña es que quería dedicarse al mundo de la actuación. “Desde niña apuntaba a la televisión y decía ‘yo voy a estar ahí’, claro siempre cuando estaban las villanas (risas)”, rememora la actriz mexicana a People en Español.

Conforme fue creciendo, sin embargo, su sueño de convertirse en una actriz y aparecer en la pequeña pantalla se fue desvaneciendo poco a poco. No porque dejara de apasionarle la idea sino porque ‘lo empecé a ver como un sueño imposible y dejé la idea por un rato’. Por suerte nunca la abandonó del todo. “Después de graduarme en la universidad decidí darme la oportunidad de ver qué pasa y me fui a la Ciudad de México a probar suerte’.

Así fue como llegó al Centro de Educación Artística de Televisa y años más tarde hizo su debut en televisión con una pequeña participación en la telenovela A que no me dejas, donde compartió créditos con la actriz mexicana Alejandra Barros. Precisamente con ella le tocó grabar la primera escena de su vida. “Nunca se me va a olvidar. Ella hacía una loca con la que yo tenía que enfrentarme y se portó de lo más generosa y solidaria para que yo no tuviera nervios y me sintiera cómoda. Se lo voy a agradecer siempre”.

Tras esta primera toma de contacto con el medio, Cedeño formó parte del elenco de la telenovela Mi adorable maldición, historia que transmite actualmente Univision a las 2 p.m., hora del Este.

Pero su primer personaje importante en un melodrama aún estaba por llegarle. Sucedió este año cuando la actriz fue requerida por la productora Nathalie Lartilleux para dar vida a la antagonista de El vuelo de la Victoria, producción que protagonizan Paulina Goto y Mane de la Parra y que se graba actualmente en México.

“La verdad creo que es un trabajo de saber enfrentar miedos; al ridículo, al qué dirán, al rechazo, al fracaso o al mismo éxito. Pero creo que siempre ha sido un trabajo conmigo misma, para conocerme, para crecer, para enfrentarme, para superarme y los personajes siempre llegan para enseñarte algo importante”, reconoce la actriz sobre su andadura en el mundo de la actuación.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

A sus 27 años, y con una carrera artística que recién comienza a despegar, Cedeño prefiere no ponerse metas en el camino. “Siempre se puede más y más, creo que en eso también soy bastante exigente”, asegura. “Pero me considero capaz de hacer teatro, cine y televisión en cualquiera de sus géneros. Me gustan los retos”.

La actuación, sin embargo, no es la única pasión de la actriz. Hace varios años Cedeño encontró una vía de escape en el boxeo, deporte que terminó formando parte esencial de su vida hasta el punto que decidió convertirse en entrenadora de esta disciplina deportiva.

“Es un deporte que me aportó mucha paz cuando lo conocí. Ese deshago de energía, de emociones y adrenalina que te dejan exhausto”, explica. “Me ha ayudado mucho a liberarme o a canalizar mis emociones. Me gusta lo que siento al entrenar, es como quedar limpia de todo para empezar un nuevo día, de trabajo, de vacaciones, de lo que sea”, agrega.

You May Like

EDIT POST