La actriz mexicana, que protagoniza la exitosa telenovela Vencer el desamor (Univision), reconoce que ha tenido que trabajar la culpa que ha llegado a sentir por irse a grabar el melodrama siendo su hija tan pequeña. "Ha sido un trabajo constante", admite. Entrevista exclusiva con la protagonista del momento.

Por Moisés González
Noviembre 25, 2020
Anuncio

Cuando en febrero de este año, a tan solo dos de meses de haber dado a luz a su hija Kira, le hablaron desde la producción de Rosy Ocampo para invitarla a participar en el casting de su nueva telenovela, Vencer el desamor, Claudia Álvarez tuvo sentimientos encontrados. "Tenía muchas ganas de trabajar con Rosy Ocampo desde hace diez años, pero por otro lado estaba dudosa porque dije: 'Mi bebé tiene dos meses, ¿cómo voy a regresar a trabajar a los dos meses?'", cuenta la actriz mexicana en entrevista con People en español.

Por eso, en cuanto le confirmaron que sería finalmente la protagonista del melodrama junto a David Zepeda la talentosa intérprete de 39 años no dudó en poner una serie de condiciones para aceptar el proyecto, empezando por poder llevarse a su hija con ella a las grabaciones. "Le dije: 'Necesito que paren cada tres horas media hora para poder darle de comer a mi hija'", rememora. Aunque en un inicio estaba dudosa de lo que le iban a responder, para su tranquilidad "a todo me dijeron que sí".

Pero sus planes se vieron truncados de la noche a la mañana con la llegada de la pandemia, que impidió que su primogénita pudiera acompañarla al set de grabación como había planeado en un inicio. "Yo tomé la decisión con mi marido de que no la iba a llevar al trabajo porque la teníamos que cuidar lo más posible", comparte la inolvidable protagonista del melodrama Simplemente María. "Entonces para mí ha sido muy duro porque yo tomé la decisión de hacer este proyecto pensando que mi hija iba a estar conmigo todo el tiempo y a la hora de la verdad ya no me la pude llevar".

Claudia Álvarez y su hija Kira
| Credit: Instagram Claudia Álvarez

¿Te has llegado a sentir culpable por estar lejos de tu hija?

Ha sido un trabajo constante de mi parte de trabajar la culpa, de no sentirme mal, de trabajar el porqué estoy decidiendo trabajar en este momento. Obviamente siempre estás con la culpa porque son momentos superimportantes para mi baby. Pero entendí que cuando yo esté con mi bebé le tengo que dar el 100%, entonces tal vez en esta época no le puedo dar la cantidad que yo quisiera, pero sí la calidad y la verdad es que los fines de semana me están respetando mucho que yo no trabaje sábados y domingos para poder dedicárselos a mi bebé. Eso se los agradezco porque si no me muero, si no sí me muero, porque no todo en la vida es trabajo. Y también tengo la bendición de tener un trabajo que es por épocas, o sea yo termino de grabar en diciembre y de ahí me enfoco al 100 en mi baby también. La verdad lo he llevado bien, con sus altas y bajas, trabajando la culpa, pero no soy la primer mujer ni la última que tiene trabajo y tiene una bebé.

¿Cómo te has organizado?

Gracias a Dios mi esposo está haciendo mucho 'home office y está mucho con mi bebé. Tengo también alguien que me ayuda a cuidarla. Yo confío 100% en las personas que están aquí, entonces me voy tranquila y relajada porque sé que mi bebé está en las mejores manos. Tengo cámaras en toda la casa, entonces en mi hora de comida todos los días me conecto por videollamada con mi bebé y estoy con ella.

Claudia Álvarez, su esposo Billy Rovzar y su hija Kira
| Credit: Instagram Claudia Álvarez

¿Cuál es la cualidad que más admiras de Ariadna, tu personaje?

Lo que más admiro es la pasión por lo que hace, la entrega a la familia, el cómo una mamá, no importa los obstáculos que tú tengas, cuando tienes el amor de un hijo y cuando quieres que tu hijo tenga lo mejor vas a luchar contra todo y contra todos.

Claudia Álvarez e Iker García, su hijo en Vencer el desamor
| Credit: Cortesía TELEVISA

Estás por cumplir 10 años en Televisa. Justo en la época en la que tu emigraste de TV Azteca a Televisa aún existían diferencias bien marcadas entre los talentos de ambas televisoras, ¿llegaste a sentir algún tipo de rechazo en tus inicios en la empresa?

No. Yo cuando entré a Televisa me enteré como de mucha gente que decía: '¿Pero qué hace Claudia Álvarez aquí? A nosotros por qué no nos dan la oportunidad, ¿qué tiene de especial ella?'. Pero jamás nadie me lo dijo a mí a la cara, fue así como comentarios que amigas me decían. Pero así directo, directo, yo lo único que sentí fue pura buena onda de todo el mundo. Era una época en la que era rarísimo que alguien de TV Azteca se pasara a Televisa, pero rarísimo, y yo me sentía como un pavo real porque decía: ‘Guau soy yo, soy afortunada’, porque siempre las condiciones de trabajo cuando te cambias de televisora son para mejorar, entonces yo sentía que era un gran paso y fue un gran paso para mí. Ya voy a cumplir 10 años en Televisa y no tengo más que palabras de agradecimiento porque mi carrera ha ido evolucionando con ellos, pero tambien lo que logré en TV Azteca fue increíble. Yo los amo también. No tengo este rollo de: 'Ay estos son horribles, esto está increíble'. Todo son oportunidades de crecimiento.

¿Actualmente sigues siendo artista exclusiva de Televisa?

No, yo no soy exclusiva. Yo puedo trabajar donde sea.

Vencer el desamor se transmite a las 8 p.m., hora del Este, por Univision.