La actriz colombiana volvió a compartir escenas con el actor Juan Diego Sánchez en la nueva temporada de la exitosa telenovela de Telemundo.

By Moisés González
September 18, 2017 07:21 AM

 

Catherine Siachoque casi se muere de la emoción cuando se enteró de que doña Hilda, su personaje, se reencontraría con su hijo Bayron (Juan Diego Sánchez) en la nueva temporada de Sin senos sí hay paraíso (Telemundo), que transmite Telemundo a las 9 p.m., hora del Este.

“Yo cuando leí eso casi me muero”, reconoce la actriz colombiana a People en Español. “Y cuando lo veo a él entrar, además el entorno y donde hicimos las escenas, que era el manicomio… Fueron muy conmovedoras esas escenas”.

Tal fue la emoción que Siachoque no duda en afirmar que el reencuentro con su hijo Bayron, que fue asesinado hace nueve años en la primera parte de la historia escrita por Gustavo Bolívar, ha sido de ‘las escenas más lindas’ que le ha tocado grabar a lo largo de la telenovela.

“Ella [Hilda] siempre tenía enfrentamientos con Catalina. Toda la vida se odiaban, pero Bayron era la alegría de la vida de esta mujer y tuvimos [ahora] unas escenas tan dividas que yo creo que la gente se va morir cuando las vea”, asegura Catherine.

Para Juan Diego Sánchez, que llevaba alejado de las pantallas de Telemundo desde que concluyó Sin senos no hay paraíso (2008), fue igual de emocionante volver a grabar con la actriz.

“El reencuentro con mi madre Hilda fue espectacular. Yo creo que es la actriz que más aprecio de toda la serie, a la que le tengo más respeto, a la persona que admiro y con la cual logré llenar tantos corazones de amor”, cuenta emocionado el actor colombiano de 35 años. “Había mucha alegría por ambas partes. Fue un reencuentro muy bonito”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

A pesar de que hacía nueve años que no grababan una escena juntos, Juan Diego asegura que la química seguía estando muy viva entre ambos.

“Yo creo que lo único que han pasado son los 9 años, pero grabamos tal cual la primera temporada. Fue una conexión inmediata. Realmente eso es como un amor de madre e hijo de la vida real”, explica el intérprete.

Una opinión que también comparte Catherine. “Él [Juan Diego] es un muchacho muy dulce y además las escenas fueron divinas”.

Advertisement


EDIT POST