By Nohelia Castro
October 18, 2018 04:52 PM

Carolina Miranda pasó dos meses de pesadillas cuando se sumó como protagonista de Señora Acero, La Coyote, pues grabó escenas de acción y balaceras donde ella era el blanco y tenía que estar huyendo todo el tiempo.

“Ya me acostumbré, un día más de balazos, un día más de explosiones, un día más de persecución ya es la vida normal; pero en la tercer temporada sí, duré como dos meses que dormía y me despertaba porque sentía que me balaceaban, que había explosiones, entonces las escuchaba en la cabeza. El cuerpo no está acostumbrado ni la mente a todo lo que pasa en las series, digamos que tuve dos meses de muy mal sueño”, dijo a MezcalTV.

“A todo se acostumbra uno menos a no comer. Pasó el tiempo, me empecé a relajar un poquito, empecé a acostumbrarme a este tipo de escenas, sobretodo a los sonidos de las explosiones y ya, el cuerpo lo dejó solito”, agregó.

La mexicana también protagoniza la quinta temporada de Señora Acero y dio un adelanto.

“Me insertaron un chamaco. “Vicenta” es mamá y eso la vuelve muy vulnerable, va a estar todo el tiempo intentando proteger a su hijo y haciendo lo imposible porque no le pase nada a manos de aquel señor [William Miller, “El Teca Martínez”] que es malo. Realmente va a dedicar su vida entera a proteger al niño”.

Carolina reveló los principales retos de esta temporada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Nos fuimos un mes aproximadamente a grabar a Oaxaca, fue muy complicado porque había mosquitos, había mucho sol, había unas condiciones de clima difíciles para grabar. Uno dice: ‘¡ay, que padre! Grabar en la playa, qué rico el sol y la arena', pero estás trabajando 14 horas diarias bajo el rayo del sol, con ropa, llena de arena, tuvimos varias infecciones, piquetes y más; pero creo que estos paisajes y estos panoramas le van a aportar mucho a la serie porque el público también disfruta de ver algo diferente a un desierto”, dijo.

Advertisement