La actriz colombiana lleva más de un mes acaparando con su primer personaje antagónico –Lucía– el ranking de las 10 series más vistas de la plataforma de streaming en más de una decena de países.
Anuncio
Carmen Villalobos
Carmen Villalobos
| Credit: Cortesía

Carmen Villalobos es sinónimo de éxito. En los últimos años, la actriz colombiana no ha dejado de cosechar triunfos en el terreno profesional, siendo uno de los más destacados su participación en la exitosa saga de Telemundo Sin senos sí hay paraíso, que se mantuvo durante varias temporadas como una de las ficciones más vistas de la cadena de habla hispana. Y su trabajo más reciente como actriz en televisión –la nueva versión de Café con aroma de mujer– no podía ser la excepción. Villalobos lleva más de un mes acaparando con su primer personaje antagónico –Lucía– el ranking de las 10 series más vistas de Netflix en más de una decena de países, entre ellos España, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Honduras, México y República Dominicana. Convertida ya en un fenómeno global, solo en la semana del 24 al 30 de enero la telenovela original de Fernando Gaitán cuyo elenco también encabezan William Levy y Laura Londoño logró 82.75 millones de horas vistas en la popular plataforma de streaming, un récord al alcance de muy pocas producciones.

"Estoy demasiado emocionada y feliz con el recibimiento que nos han dado en Netflix. Yo creo que una historia de Fernando Gaitán no puede tener otro resultado", expresa. "[Estoy] feliz de que mi primer antagónico haya sido todo un éxito y con una producción tan espectacular como lo es Café con aroma de mujer. Realmente [estoy] emocionada y dichosa con este recibimiento en Netflix".

En entrevista con People en Español, la actriz, quien está a punto de superar los 20 millones de seguidores en Instagram, habla de cómo ha vivido el inesperado boom de la telenovela en Netflix, revela si le gustaría participar en una segunda temporada en el caso de que la hubiera y da un pequeño adelanto de lo que será su nuevo proyecto en televisión, el cual ya está grabando.

Carmen Villalobos
Carmen Villalobos
| Credit: Cortesía

¿Qué ha sido lo que más te ha llamado la atención de todo lo que está sucediendo con Café... en Netflix y esos números históricos que está registrando en la plataforma?

La emoción no me cabe en el pecho. Lo rico de estas plataformas es que obviamente nos ven desde cualquier parte del mundo. Me han escrito muchísimo. A la gente le ha gustado demasiado mi trabajo. Ha sido muy emocionante de verdad leer estos números históricos que está registrando en la plataforma y, sobre todo, ver que la gente está muy emocionada con mi trabajo, como que [me dicen]: 'Te amaba Carmen Villalobos y ahora te odio por culpa de Lucía en Café...', entonces es muy bonito que toda la gente de cualquier parte del mundo se conecte.

¿Por qué crees que la telenovela ha funcionado tan bien en Netflix?

No hay manera de que a una historia de Fernando Gaitán le vaya mal. Realmente era un genio. Tuvimos una libretista también maravillosa que hizo una gran adaptación, un elenco fabuloso, personajes únicos que la gente amaba. Yo creo que es una mezcla de muchísimas cosas. Cuando hay un gran guion, un gran elenco y una gran dirección yo pienso que el resultado no puede ser menor de aquí. Es muy emocionante que en algunos países de habla no hispana también estemos liderando en este top de series más vistas en Netflix.

Sin duda el éxito de Café... en Netflix viene a probar de alguna manera que el público sigue queriendo ver telenovelas, ¿qué valoración haces tú sobre ello?

Yo creo que las telenovelas jamás van a pasar de moda. La gente siempre quiere ver la telenovela tradicional, por decirlo de alguna manera. Está más que demostrado que la gente quiere seguir consumiendo este tipo de productos. Ahora que estamos en todo el boom de las series todos queremos hacer series, todos queremos trabajar de pronto para plataformas; pero soy muy feliz de que una producción tan espectacular como Café... haya llegado a mis manos. Realmente no puedo ser más feliz sabiendo, como les decía hace un rato, que mi primer antagónico fue de esta manera. Entonces sí, las series son un boom, todos queremos hacer series, pero también muchos queremos seguir viendo historias tradicionales, hermosas y queremos seguir viendo novelas.

Te imaginas que Netflix quisiera apostar por una segunda temporada, ¿te gustaría?

No sé (ríe), ahora todo se divide en temporadas y todos queremos temporadas. Pienso que es muy complicado porque en este momento ya mi mood cambió, ya estoy en otro proyecto, como que digo: 'Quiero hacer otra cosa'. Pero no sé. Yo siempre estoy abierta, así como siempre he dicho que estoy abierta a hacer una siguiente temporada de Sin senos sí hay paraíso, en este momento te podría decir que sí. A todo lo que venga a mi vida que me llene como actriz y que me siga retando, que es lo que siempre he buscado en mi carrera, siempre voy a decir que sí. Esperemos a ver qué sucede.

Carmen Villalobos
Carmen Villalobos es Lucía en Café con aroma de mujer
| Credit: TELEMUNDO

¿Qué fue para ti lo más divertido de interpretar a Lucía?

Creo que Lucía no tenía nada divertido (ríe). Te lo juro que pensé que las villanas no lloraban y creo que esta villana lloró mucho, la humanizamos un montón. Recibía muchos mensajes de muchas personas, que fue lo que más me gustó, de ver cómo la falta de amor propio influye mucho en nuestras vidas, en cómo nos socializamos con las demás personas, cómo nos desempeñamos dentro de la sociedad, cómo de verdad llegamos a ciertos extremos porque no tenemos amor ni de la pareja, ni de la familia, pero sobre todo amor propio; cómo por cualquier muestra de amor mendigamos y dejamos que nuestra dignidad se vaya al piso. Era muy bonito recibir mensajes y ver que Lucía de alguna manera sirvió como para abrirles los ojos a muchas personas y que dijeran: 'Definitivamente esto no es lo que yo quiero para mi vida'

¿Te quedaste con ganas de volver a ser la mala de la historia?

Sabes que sí. Yo creo que volvería a aceptar un antagónico, pero ahora sí ver otra clase de mujer. Ya vimos a una antagonista real, humana, con muchos defectos –porque normalmente siempre vemos a los villanos de la historia que pueden con todo y no tienen ninguna relación con nadie–, entonces sí, si es una villana que sea completamente diferente a Lucía la hago porque a mí lo que me gusta es eso, que los personajes que interpreto sean superopuestos el uno del otro.

Café… no es el único trabajo tuyo al que le ha ido muy bien en Netflix, también se encuentra la saga de Sin senos sí hay paraíso, ¿será que estamos ante la nueva reina de Netflix?

(Ríe) ¡Uy Dios mío! Muchísimas gracias. Me encantaría hacer una historia original para Netflix o para cualquier otra plataforma. Realmente sería muy chévere poderlo hacer después de este proyecto tan maravilloso que acabo de iniciar, entonces muy halagada por estas palabras y feliz de que a mis proyectos les vaya superbien no solamente en los países donde se ha emitido sino en todas estas plataformas que hoy por hoy tenemos el placer y el privilegio de disfrutar.

Estás a punto de superar los 20 millones de seguidores en Instagram, ¿ya tienes planeado cómo lo celebrarás?

¡Ay Dios mío! No sé qué voy a hacer (ríe), es una cifra muy, muy grande. Soy muy feliz de tener tanta gente siguiéndome. Es un honor realmente que haya tanta gente pendiente de ti, de tu trabajo, de tu vida, de tu familia, de cada cosa que hago. Eso me parece de verdad demasiado bonito. Soy y trato de ser muy responsable con el contenido que subo a mis redes sociales. Espero que esta comunidad así como ha crecido hasta el día de hoy siga creciendo. Yo me voy a seguir comunicando con mis seguidores, lo hago muy a menudo, casi que a diario hablo con ellos, trato de dedicarles tiempo y de alguna manera de retribuirles esa manera también de ellos de brindarme cariño. Vamos a ver qué nos inventamos para celebrar esos 20 millones.

Sabemos que ya tienes un nuevo proyecto, ¿qué nos puedes avanzar?

Estoy muy emocionada, ya quiero que nos den el permiso para poder hablarles de este nuevo proyecto que me tiene inmensamente feliz, emocionada. Lo único que les puedo decir es que es un personaje en el que creo que nunca me han visto, que eso fue lo que me gustó. Ustedes no me van a creer pero cuando yo terminé Sin senos..., creo que se los dije, yo quería un antagónico en mi carrera y llegó el antagónico –por eso digo yo que Diosito me escucha y soy una consentida de Dios–; cuando terminó Café con aroma de mujer yo le decía a Diosito como: 'Diosito quisiera hacer algo diferente, ya he protagonizado un montón de historias, acabo de hacer mi primer antagónico, a mí me gustaría que lo próximo fuera como un protagónico pero comedia, algo que yo no haya hecho antes'. Yo hice comedia arrancando mi carrera, pero como protagonista nunca; entonces yo decía: 'Algo como comedia sería increíble'. Y esto es comedia, es lo único que les puedo adelantar. Cuando nos den el permiso ya les podré contar con más detalles de qué se trata este gran proyecto que me tiene muy feliz y que hizo que mi 2022 arrancara con el pie derecho.