Angelique Boyer y Andrés Palacios: amor en tiempos de pandemia

La actriz de ascendencia francesa Angelique Boyer y el actor chileno Andrés Palacios están inyectando una dosis de amor, drama y suspenso a todos los televidentes para hacerlos olvidar la crisis mundial que se vive en el mundo por el coronavirus
Por Carole Joseph
Septiembre 10, 2020

Cuando Angelique Boyer y Andrés Palacios se transforman en Elisa Cantú y Leonardo Velasco crean un Imperio de mentiras en donde la pandemia por el coronavirus no tiene entrada. “La verdad no ha sido fácil. Ha sido el proyecto más complejo en mi vida, sin duda”, confiesa de la novela que está grabando Boyer, de 32 años. “Al principio estábamos nerviosos con el tema de [tocarnos en el set], pero todos somos muy empáticos. Estamos haciendo lo que amamos y estamos haciendo todo lo posible por cuidarnos y hacer un producto [de calidad]”.

Uno que está repleto de amor. “Es una gran historia que a pesar de que todo está en contra para que ellos estén juntos, vamos a verlos luchando por un amor del cual están convencidos”, adelanta la actriz que se crió en México del culebrón que es una adaptación de la telenovela turca Kara para ask —conocida en el mercado español como Dinero sucio y amor.

La trama se centra en la historia de un policía humilde y honesto (Palacios) y una chica de una acaudalada familia (Boyer) que se enamoran con una pasión tan imparable como prohibida después de que el padre del personaje de Boyer y la exnovia del personaje de Palacios son asesinados —y ambos se unen para investigar las misteriosas muertes. “[Andrés y yo] hacemos un buen equipo y a la gente le va a gustar mucho conocer a Leonardo y Elisa”.

De que hay química y compañerismo entre los actores, no hay duda. De hecho, durante la sesión de fotos para esta portada digital de PEOPLE EN ESPAÑOL en las instalaciones de Televisa San Ángel, en Ciudad de México, los actores sonrieron de oreja o oreja, bromearon y bailaron al ritmo de canciones de Maluma y  Whitney Houston, contagiando de su buena energía a los camarógrafos, productores, maquillistas y resto del personal presente. “No había tenido la oportunidad de trabajar con [Angelique] en proyecto televisivo. Pero puedo confirmar que todo lo que muchos compañeros me habían compartido de su experiencia laboral con ella es real y se quedaron cortos”, dice Palacios, de 45 años. “Es una profesional comprometida, respetuosa, dedicada, con sentido del humor. Se agradece siempre poder compartir labor con compañeros así”.

Según Boyer, además de todas las medidas de protección que se toman en el set —que van desde esterilizar cada objeto y que todo el personal delante y detrás de cámara se someta a pruebas de la COVID-19— el sentido del humor de su compañero de plató es otro de los  remedios eficaces para combatir lo negativo. “[Andrés] nos hace reír un montón”, comparte la rubia. "De por sí las escenas son súper dramáticas y la situación que estamos viviendo mundialmente [es horrible]; él ha sido un elemento muy importante para mantener el positivismo dentro del set".

Agrega Palacios: “Aún cuando suene trivial, tener pensamientos positivos y rodearte de gente positiva en verdad ayuda. Estamos en un proceso difícil, pero no debemos permitirnos perder la actitud”.

Desde cómo fue grabar la serie en tiempos de pandemia hasta la emoción que sienten por su próximo estreno en Estados Unidos (el 21 de septiembre, a las 9 p.m. hora del este, por Univision) Boyer y Palacios hablaron largo y tendido.

Ciro Gutierrez para People en Español

¿Por qué hay que ver Imperio de mentiras?

Angelique Boyer: Definitivamente hay un público cautivo [para] las producciones de Giselle González y este ha sido un gran reto para ella porque hay más melodrama, más romance. Es una gran historia de amor que a pesar de que todo está en contra para que ellos estén juntos, vamos a verlos luchando por un amor del cual están convencidos, y eso es muy bonito ver en una historia. El mensaje es que lo más importante en la vida es el amor.

Andrés Palacios: Es una adaptación de una telenovela turca que para mis gustos tiene una complejidad en donde los personajes son multidimensionales: tienen deseos, sus voluntades los traicionan, toman decisiones de manera impulsiva sin tomar en cuenta la consecuencias. Es decir, transitan por el arrepentimiento.  Toco mucho el tema de Romeo y Julieta que es un remake y ya lo vimos, pero lo relevante es la manera de cómo se cuenta, la narrativa.

¿Es verdad que esta telenovela es dedicada para las mujeres?

AB: Giselle, [la productora de la serie], es una mujer muy comprometida. Nos contagia de entusiasmo y alegría. He conocido a mujeres maravillosas como [nuestra compañera de reparto, la actriz?] Lety Calderón, la admiro muchísimo y ha sido una inspiración en cumplir mi sueño como actriz. Trabajar con Susana González que me da una réplica a través de sus ojos, deliciosa. Y haber conocido a Alejandra Robles Gil, estas mujeres que me rodean.... ha sido una experiencia muy femenina. [En esta telenovela] se muestra cómo una mujer sale adelante.

Ciro Gutierrez para People en Español

¿Cómo afectó la pandemia las grabaciones?

AB: Estoy tratando de ser muy empática con la montaña rusa que están viviendo cada una de las personas. Creo que todos estamos con nuestros problemas personales y hay que tratar de sobrellevar una cotidianidad bastante compleja en la que nos está faltando el aire. Estar con el cubrebocas todo el día es muy incómodo. Pasas por los dolores de cabeza y te pones alerta de pensar si estás contagiado.

Estoy tratando de mantenerme positiva y la verdad no ha sido fácil. Ha sido el proyecto más complejo en mi vida, sin duda. Y no me puedo quejar porque como actores tenemos la libertad de quitarnos el cubrebocas, pero hay un cansancio distinto.

Al principio estábamos nerviosos con el tema de [tocarnos en el set], pero todos somos muy empáticos. Estamos muy respetuosos y todos estamos muy alivianados en el sentido de que estamos haciendo lo que amamos y estamos haciendo todo lo posible por cuidarnos y hacer un producto [de calidad].

También hay que tratar de ayudar a todos. En cuestión de locaciones hemos sido muy cuidadosos, [pedimos los] permisos. Tenemos claro que tenemos un compromiso distinto a una producción convencional.

AP: Es una locura, pero [es] una oportunidad para reconsiderar quienes somos y lo que hemos dejado de hacer. A mí me pegó en freno de mano, de inicio. Llevo haciendo esto 21 años, siempre ha sido una industria muy exigente.

Ciro Gutierrez para People en Español

Angelique, ¿cómo ha sido trabajar con Andrés?

AB: No habíamos trabajado juntos, coincidíamos en eventos, pero siempre ha sido grato su encuentro. Es una gran pareja, creo que hacemos un buen equipo y a la gente le va a gustar mucho conocer a Leonardo y Elisa.

Como compañero es muy divertido, nos hace reír un montón, es un chavo muy alivianado. Lo que he absorbido de él es el relajarse y reírse un poco porque de por sí las escenas son súper dramáticas y la situación que estamos viviendo mundialmente [es horrible]; él ha sido un elemento muy importante para mantener el positivismo dentro del set. Creo que vamos a contar una gran historia de amor.

Andrés, ¿qué has aprendido de Angelique como profesional?

AP: No había tenido la oportunidad de trabajar con ella en proyecto televisivo, solo una sesión fotográfica hace tiempo. Puedo confirmar que todo lo que muchos compañeros me habían compartido de su experiencia laboral con ella es real y se quedaron cortos.

Es una profesional comprometida, respetuosa, dedicada, con sentido del humor, y se agradece siempre poder compartir labor con compañeros así.

Cuando no están frente a reflectores, ¿qué es lo que hacen para relajarse?

AB: [Sebastián Rulli y yo] estamos tratando de huir de la ciudad. Tenemos un refugio junto con Sebas el cual pudimos disfrutar durante esta cuarentena y fue una gran bendición poderlo compartir. Estoy ansiosa de estar a su lado y estar las 24 horas en modo garrapata totalmente.

AP:  Ir al cine a ver Escuela para seductores y próximamente el estreno de El club de los Idealistas, ambas películas en las que participo éste año.

Para todos aquellos que han perdido la fe en medio de esta locura, ¿qué mensaje les darían?

AB: Hoy en día tenemos que generar conciencia de ser más saludables, y la salud también implica los pensamientos. Somos lo que pensamos. Tenemos que ser más positivos con nosotros mismos, con nuestro entorno. Tenemos que ser más empáticos con la gente con la que trabajamos y que vive cerca de nosotros. Ser responsables. Y con las nuevas generaciones, enseñarles lo bonito  que es el mundo y no quedarnos con la idea de un apocalipsis, sino de lo bonito que es el mundo. ¡Uy! hay que aprender a respirar.

AP: Es el momento de reescribir la historia. Aún cuando suene trivial, tener pensamientos positivos y rodearte de gente positiva en verdad ayuda. Júntate con personas optimistas. El ser optimista no significa ignorar la realidad de una situación difícil. Significa poder ver una oportunidad de replantear tus objetivos de vida y conseguir un nuevo trabajo o una actividad o la respuesta a tu preocupación con algo que con el tiempo te haga feliz.  Estamos en un proceso difícil, pero no debemos permitirnos perder la actitud.