La actriz afronta la recta final de grabaciones de la actual telenovela estelar de Univision en plena pandemia de coronavirus: "Hemos hecho bien las cosas dentro de nuestra producción [para que no haya contagios]", asegura.

Por Moisés González
Octubre 19, 2020
Anuncio

Angelique Boyer afronta la recta final de grabaciones de la telenovela Imperio de mentiras, historia que transmite actualmente la cadena Univision en horario estelar. "Ya nos queda como un mes de grabación, así que estamos nostálgicos porque sí se ha hecho un proyecto muy lindo y muy entrañable por todo lo vivido y deseando terminar en salud", expresó la actriz de origen francés en un reciente encuentro con medios de comunicación en México.

A pesar de los contagios que se han dado recientemente en las instalaciones de Televisa San Ángel en diferentes foros de grabación, entre ellos el de La mexicana y el güero, la pareja de Sebastián Rulli aseguró sentirse tranquila debido a todas las medidas de precaución que se han tomado desde un inicio en la producción que ella encabeza junto con Andrés Palacios.

Angelique Boyer
Angelique Boyer

"Desde los tapetes sanitizantes, usar todo el tiempo el cubrebocas, caretas, tenemos alcohol y lavamanos a disposición en todas partes donde estamos. La verdad es que nos ha resultado. Llevamos más de cuatro meses desde que volvimos, así que hemos hecho bien las cosas dentro de nuestra producción y toco madera para que todo siga bien. Pero sí creo que hemos hecho bien las cosas, seguiremos haciéndolo así. Ya nos queda poco tiempo", compartió.

Lejos de separarlos, la que fuera protagonista de Teresa aseveró que la pandemia ha fortalecido su relación de pareja con el galán argentino. ¿El secreto?

"Yo creo que el respeto y el apoyo porque así como él está tranquilo yo estoy un poco más estresada por el trabajo, pero también el no hacer nada genera estrés y el estar activos nos hace muy saludables, entonces ha habido un muy buen balance y yo creo que hay que apoyar siempre a la pareja cuando uno está de energía más baja, hay que contener y creo que es lo que hemos sabido hacer", reconoció la intérprete de 32 años, quien tras finalizar las grabaciones de Imperio de mentiras se tomará, como suele suceder siempre, un año alejada de la televisión.

"Definitivamente aunque no quiera, pantalla no va a ser durante por lo menos un año", afirmó.