"Le ha de haber dolido cañón", reconoció la actriz al rememorar una escena con David Zepeda en la que no hubo mucha coordinación entre ambos a la hora de ejecutar la cachetada.

Por Moisés González
Julio 27, 2020
Anuncio

Una telenovela sin una buena cachetada es como un jardín sin flores. Pero lo cierto es que dar un golpe con la palma de la mano a un compañero durante una escena no es una tarea nada sencilla. Al contrario. Requiere de mucha concentración por parte de los involucrados.

Y si no que se lo pregunten a Ana Brenda Contreras, quien ha tenido que propinar incontables cachetadas a lo largo de su carrera como protagonista de exitosas telenovelas mexicanas, entre ellas Corazón indomable, La que no podía amar y Lo imperdonable.

La actriz compartió este domingo un vídeo a través de su canal de YouTube en el que reacciona a varias de las bofetadas que ha tenido que dar a diferentes compañeros en un set de grabación, como la que le propinó a David Zepeda en el melodrama Sortilegio (2009).

Ana Brenda reconoció que no fue su mejor cachetada ya que la poca experiencia actoral que tenía en ese momento hizo que su compañero recibiera el golpe de verdad.

"Yo creo que David y yo no nos pusimos de acuerdo y entonces yo se la di y él no movió la cara y vieron como se quedó dura. Le ha de haber dolido cañón, obviamente no es la intención de nadie que pase eso pero le ha de haber dolido cañón", comentó la actriz al visualizar nuevamente la escena.

Contrario a lo que podría pensarse al ver el resultado en pantalla, las escenas de cachetadas llevan su trabajo detrás para evitar justamente hacer daño al compañero.

"Es como baile y está coreografiado de manera que salga bien y tiene que ser en cierto texto o tiene que ser en cierto lugar para que la otra persona esté al tiro y tienes que marcarlo para que sepa que ahí viene, entonces no es fácil", aseguró.

Lejos de renegar de su trabajo en las telenovelas, Ana Brenda no puede sentirse más orgullosa de haber logrado tocar tantos corazones a través de los melodramas que protagonizó.

"Siempre voy a recordar todos los proyectos [en los] que he trabajado, sobre todo las telenovelas que me han acercado tanto con ustedes, que cuando voy por la calle la gente se me acerca porque las ha visto, en Estados Unidos, en otros países cuando viajo me dicen que era su momento familiar, su reunión con sus abuelos, con su tía, con su mamá. Me llena de alegría poder yo ser parte de esos momentos y esos recuerdos familiares y un poquito de la historia de lo que es televisión mexicana y nuestro melodrama mexicano", aseveró la actriz de 33 años.