"Yo vengo de un lugar muy humilde donde tener este tipo de sueños que yo estoy viviendo en este momento es casi que imposible", confiesa emocionada a People en Español la carismática conductora y actriz mexicana, quien se estrena este lunes en México como protagonista de la telenovela Corazón guerrero.
Anuncio

Aunque el destino la llevó a triunfar primero como conductora en la televisión hispana de Estados Unidos tras su triunfo en Nuestra Belleza Latina, el gran sueño desde niña de Alejandra Espinoza siempre fue llegar a protagonizar algún día una telenovela en la fábrica de sueños, Televisa. Un sueño que ahora, a sus 33 años, ve cumplido con el estreno este lunes en México de Corazón guerrero, la nueva producción de TelevisaUnivision que marca su debut como protagonista. "Esto es algo con lo que yo soñé desde hace muchísimo tiempo, yo creo que la gente ni siquiera se lo imagina", cuenta emocionada la carismática presentadora y actriz mexicana a People en Español. "La gente piensa que vino alguien y me puso aquí nada más por gusto; sin embargo, es algo que yo he trabajado muchísimo, tengo desde los 15 años trabajando, echándole ganas. Nada de lo que yo tengo me lo han regalado y este era un sueño que yo tenía guardado desde niña", asegura la que fuera ganadora de la primera edición de Nuestra Belleza Latina, quien graba desde principios de año en México este melodrama que produce Salvador Mejía y en el que comparte créditos con Gonzalo García Vivanco, Natalia Esperón y Ana Martín, entre un gran elenco.

"[La experiencia] ha sido muchísimo mejor de lo que yo me imaginaba y muchísimo mejor de lo que yo soñaba", comenta Espinoza, quien cuenta con más de 3 millones de seguidores solo en Instagram. "Me siento superbendecida de formar parte de esta gran familia en la que se ha convertido toda la familia de Corazón guerrero. Nos llevamos superbien, que eso es bien importante y hace el trabajo mucho más ameno y que te den ganas de ir a trabajar".

Si bien tuvieron que pasar 15 años desde que inició su carrera en la televisión para poder recibir una oportunidad como esta, Alejandra está segura de que todo pasa por algo. "Para esta carrera hay que estar más emocional que profesionalmente preparado porque es una carrera muy complicada, entonces ahora me siento bien, me siento lista para enfrentar cualquier cosa", asevera. "Yo sé que no va a ser fácil y van a llover 20 mil críticas buenas y 70 mil malas y no hay ningún problema, yo estoy aquí para aprender, yo estoy aquí soñando como cualquier persona que en algún momento tuvo un sueño y se le hizo realidad y estoy disfrutándolo".

Alejandra Espinoza
Alejandra Espinoza es Mariluz en Corazón guerrero
| Credit: TELEVISA

Si hoy tuvieras delante a la Alejandra niña que soñaba con protagonizar algún día una telenovela en Televisa y a la que sus papás pagaban con tanto esfuerzo y sacrificio sus clases de modelaje en su Tijuana natal, ¿qué crees que te diría ese niña al ver que le cumpliste su sueño?

Primeramente creo de verdad que no se la creería, pensaría que estoy bromeando y que es una mentira. Yo vengo de un lugar muy humilde donde tener este tipo de sueños que yo estoy viviendo en este momento es casi que imposible, entonces creo yo que la Alejandra pequeñita pensaría que es una broma, que es mentira, que eso no va a pasar. Sin embargo, el otro día estaba replanteándome justamente eso. Si yo hubiese sabido a mis 7 años que todas las cosas que yo me propusiera y que todos los sueños que yo tenía se iban a hacer realidad hubiese soñado mucho más en grande por esa razón y a lo mejor mis sueños se hubiesen cumplido a más temprana edad porque a lo mejor hubiese luchado más por alcanzar esta meta que sabía yo que era palpable. Por eso para mí en esta etapa de mi vida es bien importante con el acceso que yo tengo a la gente dejarles saber que si uno lucha, si uno se esfuerza, si uno no se rinde uno puede alcanzar sus más grandes sueños porque de verdad se puede. Yo a veces me pongo a pensar en eso y pienso en mí de niña y digo cómo es posible que yo esté acá, cómo es posible que de haber pasado tantas carencias en mi vida esté yo aquí viviendo un sueño, esté aquí disfrutando con mis papás, llenándolos de orgullo, llenándolos de felicidad, de emoción, es bien abrumador de verdad. A mí me gusta que la gente se dé cuenta de que es posible cumplir cualquier cosa que te propongas.

Alejandra Espinoza
Alejandra Espinoza
Left: Alejandra Espinoza de niña junto con su familia | Credit: Instagram Alejandra Espinoza
Right: Alejandra Espinoza de niña | Credit: Instagram Alejandra Espinoza

Tus padres deben de estar muy orgullosos, ¿cierto?

Sí, ¡imagínate qué emocionante para todos ellos! Yo tengo una familia muy grande. El fin de semana pasado estuve allá porque mi niño cumplió años y le hice una fiesta –para mí el compartir con la familia es lo más importante–, y obviamente imagínate la lluvia de preguntas: '¿Y cómo es fulanito? ¿Y cómo es menganito? ¿Y cómo se hace esto?'. O sea todas estas preguntas que yo me hacía me acuerdo cuando estaba chiquita o cuando no trabajaba en la televisión todas me las hacían y es bien bonito de verdad tener la bendición de poder compartir este sueño con la que gente que uno ama porque al final del día yo creo –esa es mi forma de ver la vida y mi forma de ver el éxito– el éxito realmente es tener la oportunidad de compartir con quienes tú amas tus sueños y todas las cosas que vas cumpliendo en tu vida. Para mí ese momento de estar sentada en la sala y que me estuviesen preguntando tantas cosas y yo poder contestarles es cuando dices tú soy exitosa en esta parte de mi vida porque me hace sentir bien.

¿Cómo has sentido la respuesta del público y los periodistas en México a tu elección como protagonista ya que allá no eres un rostro tan conocido como aquí?

Lo que yo he tenido oportunidad de leer así como que de repente en las redes o lo que sea es pues mucha gente, es verdad, no me conocen. Yo a veces pienso y yo estaría igual a lo mejor si fuese fanática así de algo y de repente meten a alguien que yo no conozco y no sé por qué la traen de la nada, a lo mejor sí estaría un poquito como dudosa del porqué. Sin embargo, yo soy una persona bastante alegre por los logros de los demás, se me hace un poquito complicado entender por qué a la gente no le gusta que a alguien le vaya bien o no le gusta que a alguien le den oportunidades porque yo soy de la banderita de que el sol sale para todos y que todos merecemos oportunidades y que no importa de donde vengas o de donde seas si te dan la oportunidad hay que respetarla y no hay que juzgar un trabajo antes de verlo. De repente sí he leído ese tipo de comentarios como 'y esta de dónde salió' y que fulatina o menganita se lo merecían más o que si está apadrinada… Pero yo pienso que yo estoy aquí en este momento y a esta edad de mi vida justamente para que ese tipo de comentarios no le hagan ruido a mi mente. Yo siempre trato de ponerme en los zapatos de la gente y a lo mejor yo también estaría un poquito desencajada si ponen a una persona que yo conozco; sin embargo que me den el beneficio de la duda. Mucha gente piensa incluso que yo ni siquiera soy mexicana, creen que soy extranjera, todo el tiempo me dicen que si soy colombiana, que si soy de Venezuela, que si soy de otro lado, pero soy más mexicana que la tortilla lo que ellos no saben( (ríe). Esto es un reto para mí y ojalá más allá que enamorarse de Alejandra Espinoza a mí me encantaría que se enamoraran de Mariluz. Creo que es un personaje muy bonito, un personaje bastante identificable con las mujeres mexicanas, luchadora, guerrera, que no se deja de nada y de nadie, es una muchacha que viene de abajo y que tiene sueños en grande. Esa es la razón también por la cual cuando yo leí el libreto y encontré a Mariluz dije que me encantaría interpretarla porque me sentía muy en su piel.

Alejandra Espinoza
Alejandra Espinoza y Gonzalo García Vivanco, protagonistas de Corazón guerrero
| Credit: TELEVISA

¿Qué te ha enseñado Mariluz?

Que cuando amas tienes que luchar contra todo y contra todos para que ese amor sea una realidad, y el amor a la familia. Por eso te decía que me siento muy identificada con ella. Hay muchas cosas que tenemos en común. Mariluz deja absolutamente todo por su familia, ella ama a su abuela y a su mamá por sobre todas las cosas, tiene sueños, tiene metas, quiere salir adelante, su misión en toda la telenovela es tener una carrera, es ser alguien en la vida y obviamente van entrando ciertos elementos que van empañando la misión esa que ella tiene de poder sacar a su familia adelante; sin embargo, eso yo creo y yo quiero que con eso la gente se quede también de Mariluz, que se den cuenta de que querer es poder y Mariluz quiere y Mariluz va a poder, contra viento y marea va a poder. Me encanta todo de ella.

Natalia Esperón, Ana Martín… Estas arropada por un gran elenco. Imagino que a muchos de ellos los veías en tu casa cuando eras niña. Estar compartiendo con ellos ahora el set de grabación debe ser muy emocionante, ¿no?

Yo creo que una de las primeras novelas que yo llegué a ver en mi vida yo creo que porque era como más del tipo de programación que yo podía ver fue Agujetas de color de rosa con Natalia [Esperón]. Yo quisiera que alguien estuviese dentro de mí para que pudiese expresar mejor lo que yo siento. Ya ahorita como que me estoy empezando a adaptar y estoy ya viéndolo un poquito más normal, pero al principio era… De repente yo estaba platicando con Ana [Martín] y ella me decía algo y mi cabeza estaba en China, Japón y en todos lados diciendo 'no puede ser, no puede ser que yo esté platicando con ella, no puede ser que ella me esté dando estos consejos…'. Con Natalia igual. De repente el otro día estaba en el camerino con ella y me entran como esas cositas a la cabeza y digo 'es increíble que esté sentada aquí en el camerino con Natalia platicando de los niños y cosas así cuando son personas que en un momento de mi vida yo veía allá, o sea en las estrellas'. Entonces es muy bonito, de verdad que es muy bonito. Es para mí un sueño hecho realidad tener la oportunidad de compartir con tantas estrellas tan talentosas y que me comparten consejos porque eso es lo más bonito. Uno puede llegar a trabajar y trabajas y te vas a tu casa y ya. No, ellas se sientan conmigo, me ayudan, ellas saben que es mi primera telenovela, ellas saben lo nerviosa que yo estaba en un principio y la verdad es que el apoyo que me han dado ha sido incondicional y por eso es que el lazo entre las García dentro de la telenovela probablemente se va a sentir muy fuerte porque en realidad es un lazo que creamos desde un principio.

Alejandra Espinoza
Alejandra Espinoza y Natalia Esperón en escena de Corazón guerrero
| Credit: Corazón guerrero

Las escenas de llorar o de pasión, ¿cuáles han sido más difíciles para ti?

Yo creo que llorar. Yo soy naturalmente superllorona, pero yo soy el tipo de llorona que trata de aguantarse el llanto y que no me gusta que me salgan lágrimas, como que me las aguanto demasiado, entonces me ha tocado soltar. El entrar en mis emociones, el dejarme llevar más allá de lo que Alejandra está pensando y lo que Alejandra haría, lo que Mariluz haría y cómo Mariluz piensa. Las escenas de amor y pasión te lo contaré en unas cuantas semanas porque todavía no tengo (ríe). Es que Mariluz es buena, Mariluz no se anda con esas cosas (ríe), entonces no tengo muchas escenas de esas. Besitos y todo ese rollo pues normal. Con los únicos que he tenido ese tipo de escenas son con Gonzalo [García Vivanco] y con Cristian Gamero y han fluido muy bien.