La exprimera dama de México fue la antagonista de Barros en el melodrama de Televisa Mariana de la noche (2003). "Yo recibía todos los días comentarios de que Angélica era más protagónica que yo", se sinceró 17 años después la actriz mexicana.

Por Moisés González
Julio 30, 2020
Anuncio

Protagonizar su primera telenovela estelar teniendo como antagonista a Angélica Rivera, quien en ese momento ya era una estrella consagrada de los melodramas mexicanos, supuso una experiencia enriquecedora pero también muy retadora para Alejandra Barros.

La actriz, que recientemente formó parte del elenco de la segunda temporada de La doña, reconoció en una reciente transmisión en vivo a través del canal de YouTube de TLnovelas que recibió muchas críticas, e incluso agresiones, del público por su participación en esta exitosa historia ya que muchos televidentes consideraban que la exprimera dama de México le estaba robando todo el protagonismo.

Alejandra Barros y Angélica Rivera
Mezcalent (x2)

"Hacer un protagónico cuando no tienes mucha experiencia, así como ese comentario que acabo de leer de qué opinas de que Angélica era más protagónica que tú, recibía yo de esos comentarios todos los días y me agredía mucha gente, otra gente me apapachaba mucho", se sinceró la intérprete de 48 años.

Barros aseguró que de las personas que más la 'apapacharon' durante las grabaciones de la telenovela fue la actriz mexicana Paty Navidad, quien actualmente está en el ojo del huracán por sus polémicas declaraciones sobre la pandemia del coronavirus.

"Paty Navidad se sentaba conmigo, me agarraba la mano, me consolaba cuando andaba yo ya muy cansada que hacía mucho que no veía a mi hijo, entonces Paty fue un gran apoyo", dijo.

Aunque no logró entablar una relación tan cercana con su antagonista como con Paty, Alejandra admitió que trabajar con Angélica ‘fue un aprendizaje gigantesco’.

"Ella tenía mucha más experiencia que yo cuando hicimos Mariana de la noche y pues fue una compañera que me enseñó muchísimas cosas fuera y dentro del set", aseveró. "Angélica estuvo siempre para darme las réplicas en el tono que fuera necesario. Si había que repetir la escena 15 veces siempre estuvo ahí al pie del cañón. Siempre estuvo pendiente de cacharme, de que sí por alguna razón yo entraba en inseguridad o lo que fuera ella estaba ahí como para detenerme", compartió.