La actriz mexicana habló a través de su canal de YouTube de la experiencia que supuso para ella trabajar junto a la actriz venezolana en la exitosa telenovela mexicana.

March 23, 2018 08:33 AM

A veinte años del final de la telenovela La usurpadora (1998), Adriana Fonseca, quien rivalizó con Gaby Spanic por el amor de Fernando Colunga en esta exitosa historia de Televisa, habló a través de su canal de YouTube de la experiencia que supuso para ella trabajar en el melodrama mexicano.

“A mí me tocó entrar a la mitad de la telenovela y pues sí estaba un poco nerviosa porque entraba yo a hacer un triángulo amoroso con Fernando Colunga y Gaby Spanic y pues ellos ya estaban involucrados y demás entonces fue muy emocionante y una gran responsabilidad”, recordó la actriz mexicana.

A día de hoy Fonseca solo tiene palabras hermosas para Spanic, a quien define como una persona ‘supersencilla’ y ‘superamigable’. “Ni parecía la protagonista”.

Una de las cosas que más destaca la actriz de Gaby es que era ‘supermegadisciplinada’. “La entiendo perfecto porque aparte es extranjera y tenía que trabajar el acento neutro, tenía que trabajar una personalidad buena y tenía que trabajar la personalidad mala malísima, entonces tenía que estar todo el tiempo superconcentrada y siempre estaba con un coach trabajando su acento”, explicó Adriana, quien a pesar de trabajar en la misma producción no tuvo mucha oportunidad de convivir con ella detrás de cámara. “No precisamente porque fuera sangrona o algo así sino porque tenía que estar superconcrentada y si la veías era en el set, porque todo el tiempo, en todas las escenas grababa”, aclaró.

Pero no todo en las grabaciones, según Fonseca, era glamour. Al parecer la actriz se quedaba dormida muchas veces en el set de grabación.

“Cuando tienes demasiadas escenas, y a mí me ha pasado, pero a ella yo lo veía que le pasaba muy seguido, y no la estoy criticando, al contrario, la admiro muchísimo por todo el trabajo que hacía, se quedaba dormida a veces en el set”, reveló. “Y es tan bella que luego dormida así parecía una cenicienta, bellísima, así su cara maquillada perfecta, pero dormidísima porque señores los llamados son a veces desde las seis/siete de la mañana y terminas a las 11 de la noche entonces entre escena y escena, entre cambio de luz, entre cambio de set ahí se echaba su pestañita y sí la vi varias veces. En estos tiempos ya le hubieran sacado mil fotos, pero en esos tiempos pues no había la tecnología que hay ahora con los celulares”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Por otro lado, Fonseca no puede estar más agradecida con Spanic por el consejo de belleza que le dio en su momento y que veinte años después sigue aplicando rigurosamente.

“Yo la verdad siempre quedaba impactada por su cuerpazo. Ella siempre tenía los brazos megamarcados y la cinturita y un cuerpazo, de los mejores cuerpos que yo he visto. Y pues le pregunté, me acerqué a ella y le dije ‘¿cuál es tu secreto?’ Y me confesó que ella practicaba un libro que es muy interesante que se llama La Antidieta. Está superfacil y sí la verdad te cambia el cuerpo. A mí fue la primera cosa que me cambió el cuerpo, entonces esto fue como lo principal que aprendí de ella y un gran tip que me dejó de vida porque hasta la fecha sigo usando ese régimen de comida”, reconoció.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST