Luces Velásquez, quien interpreta a la madre de Levy en la telenovela, defendió recientemente al actor cubano. "Nunca se las dio de divo, jamás".

Anuncio
Luces Velásquez y William Levy
Luces Velásquez; William Levy
| Credit: Telemundo (x2)

Cuando William Levy aterrizó el último trimestre del año pasado en Colombia para iniciar las grabaciones de la nueva versión de Café con aroma de mujer (Telemundo) se topó con que algunos integrantes del elenco no tenían ni idea de quién era. Este fue el caso, por ejemplo, de Luces Velásquez, quien interpreta a su madre en la ficción. La actriz colombiana compartió una simpática anécdota al respecto en una reciente transmisión en vivo en Instagram.

"Cuando llegamos a grabar al eje Cafetero fue muy bonito porque a nosotros nos encerraron en unas haciendas en el Eje Cafetero porque estábamos en plena pandemia. Él llegó, se sentó conmigo, se presentó y tal y entonces me dijo: '¿Tú sabes quién soy yo?, ¿tú me conoces?, ¿conoces mi trayectoria?'. Y yo lo miré así y le dije: 'No tengo ni idea quién es usted'. Entonces me dijo: '¿Cómo así que no sabes?'. Le dije: 'No'. '¿No has visto nada de lo que hago?'. Le dije: 'No, yo no veo telenovelas mexicanas, yo no sé quién es usted'. Entonces me dijo: '¿Nos tomamos un café y hablamos?'. Y yo le dije: 'Claro, mi amor", rememoró en una entrevista con Fernando Fabián Sarmiento, autor del libro 'Historia de la televisión colombiana'.

La sorpresa de la actriz fue mayúscula cuando se sentaron a conversar y en vez de contarle sobre sus éxitos y reconocimientos empezó a hablarle sobre su emotiva historia de vida.

"Él no se sentó a hablar conmigo sobre su fama y su reconocimiento y demás, sino que me contó su vida desde Cuba, desde que era niño, de la miseria que había vivido, de las dificultades que vivió en Miami cuando llegó… Todo su proceso de la vida y me pareció que era un ser humano maravilloso y encantador. Y realmente lo quiero mucho", aseveró.

La actriz no dudó en resaltar lo excelente compañero que fue el galán cubano durante las largas jornadas de grabación, no solo con ella sino con todo el equipo de producción.

"Quedó superadoptado de mi parte. Conmigo fue superrespetuoso. Nunca llegó a mis escenas sin que se las supiera, siempre estaba preparado, hicimos grandes escenas con él creo. Un tipo supremamente generoso con todo el equipo técnico. Él siempre tenía para dar, para ofrecer. Nunca se las dio de divo, jamás", manifestó. "Podía haberlo hecho de otra manera, pero no, fue muy generoso, muy sencillo y se acopló con todo el equipo".