Eleane Puell y Jesús Carús, quienes dieron vida a Clarita y Leo en la exitosa telenovela de Televisa que protagonizaron Adriana Louvier y Gabriel Soto, son pareja en la vida real y tienen una bella hija de tres años.

By Moisés González
August 05, 2019 07:49 AM

Hay historias de amor que triunfan en la ficción y también en la vida real.

Este es el caso de los actores que conformaron hace 5 años la pareja protagónica juvenil de la exitosa telenovela de Televisa Yo no creo en los hombres, Jesús Carús y Eleane Puell, quienes se enamoraron durante las grabaciones del citado melodrama que encabezaron Gabriel Soto y Adriana Louvier al mismo tiempo que lo hacían Clarita y Leo, sus respectivos personajes.

La pareja hizo oficial su romance en mayo de 2015, una vez finalizadas las grabaciones de la telenovela, y desde entonces han ido construyendo una sólida relación que dio sus frutos en febrero de 2016 con el nacimiento de su primera hija, Lucía, una hermosa bebé que llegaba para unir mucho más a los tortolitos y darles la estabilidad familiar de la que hoy presumen con frecuencia a través de sus respectivas cuentas de Instagram.

Alejados de la televisión mexicana desde hace varios años, Carús y Puell han forjado su bello hogar como papás de Lucía en Los Ángeles, California, ciudad en la que decidieron fijar su residencia para darle un futuro mejor a su primogénita lejos de la insegura Ciudad de México.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Eres lo mejor que me ha pasado en esta vida. Amo verte sonreír todos los días, amo tu inteligencia, tu valentía, tu dulzura y capacidad de asombro, tu belleza en todos los aspectos. Gracias por permitirme ser tu mamá, soy la más afortunada de tenerte a mi lado y verte crecer. Te amo con todo mi corazón”, expresaba en febrero de este año Eleane en Instagram con motivo del cumpleaños número 3 de su hijita.

La actriz, que interpretó a la hermana de Adriana Louvier en Yo no creo en los hombres, se ha dedicado en los últimos años a ser mamá a tiempo completo.

Jesús, por su parte, quien dio vida al hermano de Gabriel Soto en el citado melodrama, está intentando abrirse camino en el mercado de habla inglesa.

Más felices y enamorados que nunca, hoy ambos disfrutan en Los Ángeles de la bella familia que han formado, demostrando, tras más de cuatro años juntos, que la suya es una historia de amor para toda la vida.

Advertisement


EDIT POST