El drama comedia de Telemundo presentó este jueves una emotiva escena en la que Ale le confiesa a su madre Remedios que no se siente una mujer. ¡Mira el vídeo!

Por Moisés González
Junio 12, 2020
Anuncio

La trama de la jovencita humilde que se enamora del galán hace tiempo que pasó a mejor vida. Hoy las telenovelas, en algunos casos también llamadas teleseries, series dramáticas o superseries en un intento desesperado por distanciarse del tan característico melodrama con actuaciones más exageradas y escenarios acartonados que dominaban hasta no hace mucho la industria de la televisión, ofrecen una diversidad de tramas y personajes que se acercan más a la realidad que vive el ser humano en su día a día, en el seno de su familia y de su trabajo. Temas en muchos casos tabúes hasta hace relativamente poco que siguen generando controversia.

El ejemplo perfecto de ello lo podemos encontrar en 100 días para enamorarnos, el drama comedia protagonizado por Erick Elías, Ilse Salas, David Chocarro y Mariana Treviño que Telemundo transmite de lunes a viernes a las 9 p.m., hora del Este.

La ficción ha puesto sobre la mesa con mucha profundidad el tema de la diversidad sexual y el complejo y doloroso conflicto que vive una persona cuando el sexo que le fue asignado al nacer no coincide con su identidad de género, como le sucede en la historia a Ale, una adolescente introvertida que está viviendo esta difícil cuestión de no sentirse identificada con su cuerpo.

Ale (Alejandra García) y Remedios (Mariana Treviño)
TELEMUNDO

En el capítulo transmitido este jueves la joven por fin pudo poner en palabras lo que le está pasando y entre lágrimas reveló ‘su secreto’ a su madre Remedios (Mariana Treviño).

"¿Tú crees que yo sí me entiendo mamá? ¿Tú me vas a explicar por qué desde morrita prefiero jugar a lo que jugaban los niños, por qué odio mi cuerpo desde que empezó a cambiar, por qué me choca verme desnuda en el espejo y me da asco?", dijo.

"No me siento mujer, me siento un hombre", terminó revelando la adolescente.

Una escena conmovedora de principio a fin que dejó sin palabras a aquellos que cada noche se sientan frente al televisor.

"Sin palabras, una escena que saca lágrimas y llega al corazón" o "me rompió esa escena", fueron algunos de los comentarios que inundaron las redes sociales.